La Quintaesencia Balonmanística

by

Horacio Almenara Moral @h_almenaramoral

En la Edad Media, la quintaesencia era un elemento hipotético, también denominado éter. Se le consideraba un hipotético quinto elemento o “quinta esencia” de la naturaleza, junto a los cuatro elementos clásicos: tierra, agua, fuego y aire.

En el balonmano, la quintaesencia que podría poner la guinda a la calidad, el trabajo, la táctica y la suerte podría ser la pasión. Y en esa quintaesencia se mueve como pez en el agua el ARS Palma del Río.

Quizás el equipo de César Montes no sea el que mayor calidad tiene de la Asobal, ni el que más trabaja o domina la táctica del balonmano, ni siquiera al que más le sonríe la suerte; pero si alguien duda de que es el equipo más pasional, que se pase una tarde de sábado por “El Pandero”.

El pundonor, la tensión, la energía y la nobleza demostrada este sábado por el equipo palmeño para derrotar a un correoso Quabit Guadalajara ha sido digna del momento histórico, que se rubricó con la primera victoria en la Liga Asobal del equipo andaluz. Hicieron falta 40 años, pero el corazón todo lo alcanza, y “La Liga” del ARS, tras enfrentarse a todos los grandes de la competición, ha empezado con una victoria que pinta el camino esperanzador de cara a futuros encuentros.

Fue un partido apretadísimo, especialmente en la primera parte, en que el ARS se fue con una ventaja de sólo dos tantos, pero sin tener claro si podría mantenerla. La tónica fue similar en los primeros minutos de la segunda parte, hasta que el ARS se puso a cinco mediada la segunda mitad. A falta de 7 minutos, parecía que el partido estaba visto para sentencia, pero el Guadalajara, que en ningún momento bajó los brazos, llegó a ponerse a 2 tantos a falta de un minuto.

Y tuvo un siete metros para ponerse a uno y desbocar el corazón de más de un aficionado palmeño. Sin embargo, como haciendo justicia al tesón del ARS, Manu López atajó el lanzamiento y dejó en 28-26 el marcador definitivo.

Dos puntos que sabían a gloria, dos puntos que abren la senda hacia el objetivo, mantenerse, y dos puntos obtenidos, como diría Churchill, merced a “la sangre, el sudor, la brega y las lágrimas”.

Fue corazón, fue pasión el equipo, y por eso no cabe destacar a ningún jugador, porque el ARS demostró una vez más que tiene algo que apenas tiene nadie, un equipo con corazón, que impulsado por la pasión puede alcanzar las metas que se proponga.

Alguna imágenes del partido

 

Por último, adjunto una imagen de la “minicrónica” en MARCA:

En el próximo partido en el Pandero, más, pero no mejor, porque es imposible.

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: