Todo salió bien

by

Horacio Almenara Moral @H_AlmenaraMoral

 

“De la Libertad absoluta se desciende siempre al poder absoluto, y el medio entre éstos dos términos es la Suprema Libertad Social”.

 

Bueno, pues pasó la histórica jornada electoral que el siete de octubre prometía en Venezuela. Chávez venció con un 54,4% frente al 44% de los votos de Capriles, principal opositor. Histórica la participación, que se fue al 81% del electorado. Como caballeros, uno reconoció la derrota y el otro aceptó la participación de un rival digno y prometió seguir adelante con su “visión de América”. Tiene tiempo Chávez de sobra para ello, aunque muchos dicen que no sobrevivirá a la duración de su mandato, y no tiene sucesor. Es el problema de esta suerte de “pseudoutopías izquierdistas” que han nacido en América Central y del Sur.

Pero volviendo a las elecciones, no son el final. Son el principio de un “año” electoral que en Diciembre elegirá a los gobernantes regionales y en que en abril de 2013 elegirá a los alcaldes venezolanos. Puede suponer la vuelta al poder absoluto de Chávez o el asentamiento de una oposición que ha descubierto que haciendo oposición puede opositar, en lugar de dedicarse a conspirar y lamentarse.

Capriles, pese a haber perdido en esta ocasión, se sabe con futuro, y se nota vencedor moral del embite, mientras que Chávez, que con su salud pendiente de un hilo, ha sobrevivido al lance sin motivos para quejarse. Todos medianamente contentos, más aún sabiendo que de haber ganado la oposición, quizás la situación habría sido más complicada, poniendo a prueba las lealtades del Ejército hacia la democracia o Chávez, especialmente en caso de resultado ajustado.

Salió todo según el guión, y una parte del mundo respiró tranquilo, porque está la situación bastante movida cómo para que surjan nuevos conflictos, aunque Chávez siga siendo una piedra en el zapato estadounidense.

Pero la jornada dejó varias situaciones significativas, y ahí, en los matices, es donde debería uno fijarse.

Capriles ha conseguido meter el miedo en el cuerpo al Comandante, ha conseguido meterse a una importante masa electoral, especialmente en las ciudades más grandes y se presenta como una alternativa de futuro, con tan sólo 40 años. Para él, quizás, esta derrota es necesaria para obtener legitimidad de cara a futuras elecciones, y si además consigue aumentar su tirón e imponerse en las dos próximas elecciones, a la larga se sabrá futuro Presidente de Venezuela.

Chávez ha vivido dos años en el alero, los servicios secretos estadounidenses llevan diciendo que le quedan meses de vida desde hace meses, de modo que los médicos cubanos están demostrando su fama de ser “los mejores del mundo”. Pudo dar apenas 25 mítines, acostumbrado como está él a los baños de masas, señal inequívoca de que pese a sus intentos de disimularlo, su salud no es la que era. Ha descubierto que tiene un electorado, que bien sea por las subvenciones que da a las clases más desfavorecidas, o bien sea por su ideario político, le apoyará en masa siempre que lo requiera, y ahora tiene en su mano llegar más lejos que ningún otro en sus ideales. Quizás incluso muera en el cargo, algo que más de uno aprovecharía para convertirlo en un símbolo viviente de su “revolución”.

De modo que el combate podría declararse satisfactorio para todos, porque las elecciones fueron libres, la participación masiva, los resultados inequívocos y satisfactorios para todos y las perspectivas de futuro, muy abiertas, merced aún a lo que pase en los próximos meses.

Ahora hay que esperar a ver qué hará Hugo Chávez con sus nuevos años de gobierno, si se moderará y acercará a la oposición, que parece dispuesta a colaborar, o si extremará sus posturas y seguirá siendo adalid del antiamericanismo (entendido como oposición a la Casa Blanca) y aprovechará la baza que el petroleo le suministra para vender sus logros económicos como logros sociales efectivos.

De modo que el giro definitivo que parecía que a última hora las encuestas daban al Gobierno Venezolano, que parecía caería, tras los primeros sondeos, en manos de Capriles, se quedó en eso, sondeos, y tendrá que esperar, aunque ya parece que la marea del cambio se ha desatado.

Y ahora, ¿qué ocurrirá? Esperemos que lo decida el pueblo venezolano, que para dictaduras, ya han vivido demasiado.

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: