“Los Monólogos son muy terapéuticos para las malas rachas, y a buen precio”

by

Por Benito Muñiz Alonso:

Ini, también conocido como Sergio Iniesta es un joven monologuista sevillano que nos abre, no su corazón (pues eso sería demasiado convencional), sino su cabeza y saca fuera todo eso que tiene un cómico. Nos explica cómo se prepara ante cada actuación y cómo fabrica esos diálogos que mantiene consigo mismo en bares y demás lugares de la geografía andaluza. Algo que todavía es un “hobby”, aunque se exige mucho por si su salero le da “para vivir” el día de mañana.

“Friki” confeso, reconoce que esa faceta suya constituye una de sus fuentes de inspiración y su mecanismo para vencer al miedo escénico, que todavía mantiene a pesar de los varios años de experiencia en estas tablas. Ini se muestra abierto, llano y amable en esta entrevista. Se muestra como si fuese un niño. Y es que ser “friki”… ¿no es ser un poco niño?

Sergio Iniesta "Ini"

  • ¿Qué elementos debe tener siempre un monólogo para que funcione, para que enganche al público?

Aunque suene redundante, creo que lo principal es que tengan lo que la gente quiere escuchar. Por lo general lo que la gente quiere escuchar son anécdotas con las que sentirse identificado, porque es más fácil reírse de nuestros fallos y manías cuando vienen de otra persona que no eres tú. A veces nos sentimos reprimidos o temerosos por el qué dirán y al escuchar a alguien sobre un escenario hacer humor sobre ello sentimos un alivio difícil de comparar.

Los monólogos son muy terapéuticos, si tienes mal de amor o estás pasando una mala etapa por cualquier otro motivo, encontrarás en los monólogos una gran medicina (y a muy buen precio).

  • ¿Cuánto tiempo de tu vida inviertes a escribir monólogos? ¿Te es fácil o resulta complicado?

Desde luego no el que debería jeje, hago demasiadas cosas a la vez en mi vida. No obstante el tiempo invertido es relativo: por un lado está el tiempo que dedicas a tomar nota de todas aquellas ideas que se te vienen a la cabeza, y estas llegan en cualquier momento, así que tienes que estar prevenido y tener a mano siempre alguna libretita, el móvil, o cualquier otra cosa que te sirva para apuntar. A veces te vienen ideas a las 2 de la madrugada cuando te acabas de acostar y tienes que levantarte corriendo y sentarte delante del ordenador a apuntarla antes de que ocurra eso que tantos cómicos tememos, y es que se nos olvide una gran idea por no haberla apuntado cuando se nos vino a la cabeza.

Por otro lado está el tiempo que dedicas a darle forma a todas aquellas ideas que has ido recabando, en escribir realmente el monólogo. Si te dedicas a esto tiene que ser una parte muy presente en el día a día de tu vida.

Fácil lo que se dice fácil no es, pero tampoco es algo desagradable a menos que se realice bajo presión, más que nada lo que necesita es mucha dedicación y predisposición.

  • ¿Cuáles son las fuentes de inspiración de los monologuistas que conoces? ¿Y las tuyas?

Para mí un monologuista debe tener 3 cualidades muy importantes:

–          Tener cierta cultura popular (videojuegos, cine, música, etc).

–          Estar al día sobre todo lo que se cueza en el mundo.

–          Vivir mucho.

¿Cómo se hace todo eso a la vez? Si lo averiguáis contádmelo jeje. Pero ahora en serio, si no tienes ninguna de esas tres cualidades, difícilmente tendrás algo interesante que contar.

  • ¿Qué temas son tus preferidos a la hora de recitar o escuchar un monólogo? Padres, relaciones de pareja, política…

Yo soy mucho de cultura popular porque es algo que se renueva constantemente y por lo tanto siempre surgen cosas nuevas de las que hablar, en cambio en temas familiares y amigos está casi todo dicho. También me gusta mucho hablar de temas tabúes y siempre que puedo meter mis pullitas críticas. No me gusta recurrir al humor fácil ni los famosos “teta, culo, pedo, pis”, aunque en ocasiones es difícil evitarlo al 100%.

  • ¿Te ayuda a hacer monólogos esa parte “friki” que dices tener?

Absolutamente, es más, mi parte friki es a la que me agarro a la hora de actuar para sentirme cómodo y yo mismo, romper esa barrera que puede crear el escenario.

  • ¿Cuánto de personal hay en tus escritos?

Bastante, y teniendo en cuenta que mi último monólogo habla bastante sobre el porno, no voy a quedar en muy buen lugar… La gran mayoría de anécdotas familiares son 100% verídicas y la visión que doy sobre el cine y los videojuegos es mi visión real, sin más maquillaje que el contarlo de la manera más cómica posible.

  • ¿Cómo te preparas antes de salir al escenario?

Raramente me verás como si nada antes de una actuación. Suelo evadirme y alejarme de todo el barullo, necesito mi espacio y mi tiempo. Por ahora no estoy preparado para no darle la importancia que tiene el señor escenario, aún me impone y necesito mentalizarme sobre ello.

  • ¿Cuándo y por qué comenzaste a interesarte por el mundo de los monólogos?

El mundo de los monólogos me llamó la atención desde que lo descubrí gracias al canal Paramount Comedy nada más su creación. Antes conocía algún que otro monólogo de Chris Rock y había visto a Jack Black y la vieja escuela haciendo de las suyas, pero lo veía como algo totalmente lejano, y al ver monólogos en el canal, dejó de serlo. No fue hasta que me mudé a Sevilla y conocí a Fernando García-Torres, cuando me animé a intentarlo por allá en el 2005, aunque ni dos años después, tuve que dejarlo por tener demasiadas ocupaciones a la vez. Él fue quién me llevó mi primer show de monólogos en vivo, y fue Tappy a quién tuve la suerte de ver aquel día.

  • ¿Recuerdas alguna actuación de la que hayas salido descontento? Tanto porque no fue tu día o porque el público era demasiado frío…

Difícilmente salgo descontento de una actuación ya que suelo tomármelo todo con mucha filosofía. Si la actuación sale mal por mi culpa, trato de aprender de mis fallos, y si es el público el que no estaba muy por la labor, son gajes del oficio.

Lo que si he salido alguna vez, es desilusionado. Recuerdo una actuación en Huelva en una discoteca llena de chicos y chicas de unos 15 años que poco interés tenían en los monólogos. En medio de la actuación un chaval gritó porque sí “¡VIVA EL BETIS!”. Recorrer muchos kilómetros de noche para encontrarte semejante situación no es plato de buen gusto.

  • ¿En qué lugares has actuado en Sevilla? ¿Has actuado también en otras ciudades?

En Sevilla he sido y/o soy habitual en Garufa (por Paramount Comedy) y en Sala Olympic, de la cual soy encargado de amenizar y en la cual me podréis ver semanalmente a partir de ahora como cara visible de “Sevilla Comedy Club”. He actuado en otros lugares de la capital y pueblo de alrededor, así como en otras zonas de Andalucía y en Madrid. En breve intentaré expandirme como una espora por el resto de España.

  • ¿Los monólogos son, por ahora un “hobby”, constituyen una fuente de ingresos económicos o las dos cosas?

Ambas cosas, aunque mucho más lo primero que lo segundo. Ahora es cuando tocaría decir “por desgracia”, pero realmente no creo que esté preparado ni merezca ganar con ellos más de lo que gano. Si el día de mañana los monólogos son mi única dedicación, entonces me esforzaré para que estos me den para vivir.

  • ¿Hay suficiente tirón, apoyo y recintos en Sevilla para iniciarse en este tipo de actuaciones?

No, de hecho tras la sorpresiva eliminación de las noches de Paramount Comedy en Garufa, nosotros (Sevilla Comedy Club en Olympic) será el ÚNICO local de ensayo de toda Andalucía. Estas palabras son bastante esclarecedoras de por sí. Los locales toman dos posturas ante el tema de los monólogos:

Algunos quieren gastarse poquísimo dinero y hacer el máximo de caja. Por poquísimo dinero solo pueden contratar a los que se están iniciando, y como estos (como es normal) aún están verdes puede que no funcionen como deberían y los jefes, con poca paciencia, optarán por rendirse en las primeras semanas al ver que no llegan montones de billetes como pensaban que llegarían.

Otra postura es simplemente optar solo por cómicos de renombre, pero todos tienen que saber que hay que dar cabida a los cómicos nuevos ya que los cómicos de renombre un día fueron cómicos novatos y si no hubiesen tenido oportunidades no hubiesen llegado a donde están hoy.

  • Relacionando los monólogos con el teatro en general, ¿qué hay en los monólogos que sea más difícil y qué aspectos son más fáciles?

El público que asiste al teatro no espera encontrar algo en concreto por lo general, en cambio aquel que acude a ver un monólogo busca algo muy claro y concreto: reírse. El público es más exigente con un monologuista que con una obra de teatro, ya que si algo no te gusta de una obra puedes achacarlo a diversos motivos, en cambio si un monóloguista no te gusta el culpable está más que claro.

  • ¿A quién consideras el “monologuista-padre” en España? ¿Y el que actualmente está pegando con más fuerza?

El monologuista por excelencia en España es Goyo Jiménez y el que está pegando con más fuerza desde hace dos o tres años es Dani Rovira y más recientemente Paco Calavera.

  • ¿Hay diferencias entre monologuistas de diferentes zonas de España o sólo entre monologuistas en sí?

Ambas cosas. Recientemente aprendí (a buenas horas…) que existen tres tipos de cómicos: los empáticos, los surrealistas y los anecdóticos. Si a esto le sumas a que según de donde seas tienes una forma de contar y ver las cosas, unos acentos más o menos pronunciados, etc, la combinación es infinita.

  • ¿Cuál es el monólogo que más te ha gustado? ¿Y el monologuista? ¿Por qué?

Recuerdo con mucho cariño el monólogo sobre las películas americanas de Miky McPhantom porque era lo más diferente que jamás había visto. Así recientemente he visto uno que realmente me ha calado y no conocía, el monólogo sobre el fin del mundo de Ricardo Castella.

No podría elegir a un monologuista solo, en mi lista de favoritos hay demasiados por muy diversos motivos: Paco Calavera, Fernando García-Torres, Miky McPhantom, Mel, Tappy, Luis Álvaro, Raúl Cimas, Luis Piedrahita, etc

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios to ““Los Monólogos son muy terapéuticos para las malas rachas, y a buen precio””

  1. quiquemonologos Says:

    grande ini, mas güena gente que mi abuela, a ver si tiene la suerte que hay que tener para que en madrid le salga de arte y cumpla una de sus ilusiones.

  2. Ini_Sensei Says:

    Ese tio es un friki!!!! valiente mierda de tio… jaja😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: