Pura sangre

by

Horacio Almenara Moral (imagen de Germán Domínguez Urzola)

Una imagen vale más que mil palabras
Una imagen vale más que mil palabras

¡Saludos de nuevo al blog! Tras un par de semanas bastante ajetreadas con tanto examen y demás, aquí estamos de nuevo para contarles algo de la ciudad en que vivimos las palomas.No puedo evitar hacer este chiste antes de empezar, pero por fastidioso que les resulte a nuestros vecinos franceses, mientras estemos subidos en bicicletas, les ganamos siempre, aunque no sea a nivel profesional, ahora les cuento por qué.Sevilla, ciudad curiosa donde las haya, ha tenido hasta hace pocos meses a Alfredo Sánchez Monteseirín como alcalde. Sin entrar a valorar su capacidad política (muy en la media de nuestra política nacional), Alfredo tuvo durante sus doce años de mandato muchas ideas, y una de ellas bastante curiosa.No sin razó, Monteseirín creía que la solución para moverse por las congestionadas arterias circulatorias de la ciudad hispalense era montarse en una bici.
Bicicletas, carriles específicios para ciclistas y más bicicletas.
La idea no era original, ni perfecta, pero Alfredo, que tenía ciertos aires de rey egipcio megalómano (veasé el proyecto Metropol-Parasol), quiso hacer lo que otras grandes urbes europeas habían hecho antes, pero elevado a la enésima potencia. Más de cien kilómetros de carril-bici distribuidos en una ciudad con 700.000 habitantes, más de 3.000 bicis que son usadas por 150.000 usuarios, y un buen puñado de estaciones (unas 250) que inundan la ciudad como setas tras una estación lluviosa.
Total, que casi 1 de cada 5 sevillanos usa o ha usado SEVICI en alguna ocasión. Algo nada despreciable para tratarse de una “capital” de mediano tamaño. Se puede atravesar Sevilla de un extremo a otro en bici sin tocar acera o carretera, lo cual no deja de ser una maravilla.
Estamos pues ante una apuesta puntera, pues los sevillanos rápidamente integraron el servicio a su día a día, pero claro, no es oro todo lo que reluce.
El servicio, aunque accesible, no es gratuito. La manera en que la empresa que lo gestiona, JCDeaux, deja que desear a la hora de reparar las bicis, prestar atención al usuario de forma inmediata y en el control y uso de las estaciones. Pero no es eso lo preocupante, porque nunca una gestión de algo así fue perfecta, y apenas lleva unos pocos años implantado, con lo que se puede esperar que con los años todo mejore.
El problema, como siempre, está en la foto que arriba tenéis.
Viapol, punto neurálgico de Sevilla y nos encontramos con un “chaval” haciendo un caballito con una bici Sevici (que por cierto pesa de lo lindo). Ese es el uso que algunos le dan a algo tan útil como el servicio SEVICI. El problema no vienen nunca de lo malo, que al fin y al cabo siempre fue así y acabará teniendo arreglo, el problema reside en malograr lo que se ha obtenido con trabajo y esfuerzo, cómo pasa en esta ocasión.

Así nos va, porque así somos, Sevici es un ejemplo de lo que podemos ser, y de lo que a menudo acabamos consiguiendo. La idea de una Sevilla en bici es genial, el trabajo realizado hasta ahora es bueno, y el uso que una vez que todo eso está hecho le damos, sin embargo, deja mucho que desear.

Hemos avanzado durante años, cuando viviamos muy atrasados respecto a nuestros vecinos, y con esfuerzo, con un poco de ese espíritu de no conocer la palabra rendición hemos llegado a donde estamos, y no somos capaces de mantenernos, porque simplemente, volvemos a dejarnos llevar.

Lo dicho, así nos va, por España, por Sevilla, todo sigue igual, con cosas buenas y personas que son más bien un “regular”.

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: