Entrevista a Jose A. Pérez de Mi Mesa Cojea: “Mi titular para el 20N sería: Mariano Rajoy cae del balcón”.

by

Por Ezz Mendoza ( @EzzMendoza )  y A. Del Castillo ( @elninoyuyu )

Entrevista a Jose A. Pérez, director, guionista y creador de Escépticos en ETB.

– Buenas tardes, encantado de conocerte, aunque sea por Skype.

– Encantado, lo mismo digo. Antes de nada, ¿puedo fumar? ¿esto lo vais a grabar o sólo lo vais a transcribir?

 Lo vamos a grabar, pero para transcribirlo. Puedes fumar y hacer lo que quieras, como si estuvieras en tu casa.

 Vale, perfecto. (Ríe)

Bueno, empezamos si te parece.

 Perfecto.

Has trabajado para El Terrat, Muchachada Nui, El Hormiguero, Público y ahora lo haces para ETB y Radio Euskadi…¿Cuáles fueron tus comienzos para tener esta trayectoria y estar dónde estás ahora mismo?

Salí de la facultad e hice una prueba de guión para El Terrat aunque estudié publicidad. Me cogieron para trabajar en un programa, y de ahí he ido encadenando de un programa a otro. Yo creo que lo importante es entrar, una vez que estás dentro de un programa o un medio, te van llamando de distintos sitios.

En Internet eres muy conocido por los artículos que escribes en tu blog, en una entrevista una vez dijiste que te considerabas, no como un periodista, ni como un bloguero, sino como un guionista que tiene un blog. ¿Cómo surge la idea de Mi Mesa Cojea?

Pues Mi Mesa Cojea nace cuando trabajaba en El Hormiguero, era guionista, y una vez hice un chiste sobre Madeleine McCann, que era una niña que desapareció en Portugal. Era una época en la que no se podían hacer este tipo de chistes en televisión. Yo llevaba ya un tiempo diciéndole a Pablo Motos que debíamos hacer un chiste sobre este tema porque aquello empezaba a oler bastante mal: El tema de los padres y un fondo solidario que habían utilizado para pagar la hipoteca. Entonces, salió un titular que decía que los McCann habían utilizado el dinero de un fondo solidario para pagar su hipoteca en Londres. Entonces fue cuando Pablo me dejó escribir un chiste. Escribí uno que decía: “Los McCann pagan la hipoteca con el dinero del fondo solidario…¡Qué suerte! Ahora tienen la casa pagada y una habitación libre”.

Pablo hizo ese chiste en televisión y sentó muy mal. Al día siguiente incluso le atacaron desde Cadena Ser, fue cuando me dijo que ese tipo de humor no se iba a hacer nunca más en El Hormiguero. Esa misma noche yo hice el blog Mi Mesa Cojea, para dar salida a este tipo de humor que en televisión no iba a poder hacer.

 Te has ganado a tu público y lectores con el blog, pero a su vez, te has ganado la enemistad de muchas otras personas, debido sobre todo a tu estilo provocador y sarcástico. ¿Ha tenido algún problema con algún famoso o alguna institución por algo que hayas escrito? 

Con alguna institución si que he tenido algunos problemas. Por ejemplo, hay una empresa que se llama News Corporation, propiedad de Rupert Murdoch, una gran multinacional de medios de comunicación. En su día tuve un incidente con ellos porque les mencionaba en un artículo, una parodia en Mi Mesa Cojea. De algún modo el artículo alguien lo tradujo, salió en varios blogs en Gran Bretaña y de alguna manera lo leyeron los abogados de Murdock. Me mandaron alguna notificación bastante agresiva, obviamente al final lo cambié. Normalmente, si escribes en el tono en el que lo hago yo siempre hay algo de tensión con alguna persona. He tenido alguna bronca por ejemplo con Santiago Segura, y con alguna persona más, pero bueno… Siempre acaba la cosa bien, no me he pegado con nadie todavía. (Risas)

Uno de los temas más polémicos que tratas en tu blog es el del conflicto vasco 

 Yo hago humor sobre el conflicto vasco porque creo que es una forma de bajar la tensión. Cada vez hay menos tensión, eso es verdad. En televisión por ejemplo, empezaron a hacer humor sobre el conflicto en Vaya Semanita…yo creo que lo tenemos asumido. Es bueno que la sociedad se ría de lo que más le duele, es una forma de purificar. Creo que cada vez hay más gente que se ríe del asunto, desde un cierto punto de vista, sin insultar a las víctimas, obviamente atacando al terrorismo, y es uno de los temas que mejor funciona en Mi Mesa Cojea y que mejor sigue funcionando.

 Al leer su blog vemos que ha tenido polémica con algunos usuarios en los artículos en los que habla sobre el cine español… 

  El problema no es lo que yo opine sobre el cine español. Muchos de mis amigos hacen películas españolas, incluso algunos de los que me atacaron por esos artículos. Yo tengo un problema con el sistema de subvenciones al cine español. Es evidente que está mal, todo el mundo sabe que está mal. Es una cuestión muy difícil de cambiar, porque quien se viene beneficiando muchos años de esas subvenciones, no va a decir nada, claro, y quienes no se benefician de esas subvenciones, parece que lo dicen para beneficiarse. Es una cuestión bastante compleja que va a cambiar seguro con la crisis, porque va a haber menos dinero.

El post en concreto de “Cómo producir una película española” me trajo muchos problemas con algunos productores españoles, el de Pa Negre por ejemplo, que se lo tomaron muy mal muy mal, y yo sé que hay productores españoles, igual son la mayoría, que lo hacen bien, pero también hay muchas películas subvencionadas que no se estrenan jamás y que nadie sabe cómo se llaman, y ahí están, y han cobrado ese dinero. Ése es mi problema.

 – Hablando de cine… Sabrás que este año ha habido mucha polémica con el tema de Álex de la Iglesia y la ley Sinde. Como guionista y productor, ¿qué opinas de la ley Sinde? ¿Crees que el cine e Internet podrán ir algún día de la mano sin que haya tantos problemas? 

 Pues, yo estoy en contra de la ley. De hecho, yo no tengo el modelo que hay que seguir, nadie lo tiene, ni Álex tampoco. Lo que es seguro es que la ley Sinde no va a arreglar nada. Como guionista y director de televisión creo que hay que buscar un modelo que no es el que plantea la ley Sinde. Parece ser que la SGAE tampoco tiene ni puta idea de por dónde van los tiros. Lo que sabemos todos es que hay una crisis de modelo evidente. Lo que no sabe nadie es a dónde va.

Que Álex se posicione en contra de la ley Sinde es muy importante. Al menos ya sabemos que no somos sólo cuatro frikis de Internet.

 

 

 ¿Cree que el futuro está en Internet? 

 Si, no va a haber más remedio. Yo ahora estoy estrenando un programa en ETB, que se llama Escépticos y ya tienes muchos más visionados en Internet que en televisión.

Esto es un desastre en términos económicos porque Internet no da dinero, pero es la realidad, entonces, alguien tendrá que replantear el modelo para que esto sea rentable.  

¿Cree que llegará el momento en el que se valorará realmente las audiencias de Internet?

En principio las audiencias de Internet empezarán a sumarse a las de televisión a partir del año que viene, esto en principio. Creo que la audiencia de Internet es mucho más realista que la de televisión. Obviamente al final tu sabes cuantos clicks, cuántos visionados ha tenido el episodio en concreto exactamente. Mientras que en televisión, todo esto va a través de los audímetros, que es prácticamente magia.

El problema es que no se sabe cómo monetizar lo de Internet, ése es el problema. Hasta que no empiece a haber anuncios en Internet dentro de los vídeos de los programas, las televisiones seguirán considerándolo como una plataforma secundaria por mucha gente que vea los programas en Internet.

 Al leer su blog, vemos que le apasiona el tema de la ciencia, base y pilar del programa Escépticos. ¿Cuándo nace su interés por la ciencia y cómo surge la idea de este programa?

 Mi relación con la ciencia es que simplemente me gusta mucho, leo mucha divulgación científica básica en revistas y en libros y llevaba mucho tiempo queriendo hacer un programa de ciencia ameno… un programa de entretenimiento, mejor dicho, dónde hubiera ciencia de por medio.

Conocí a Luis Alfonso Gámez , que es el presentador del programa, se lo planteé, le gustó la idea,  e hice el dossier, sinceramente, pensando el La2. En ese momento se cruzó ETB por delante, se lo presenté y lo compraron. Lo compraron y lo pusieron en prime time, cosa que ha durado tres semanas ahora lo han puesto a una hora más razonable, por ahí en mitad de la noche.

 ¿Cuál es el proceso de creación de un programa de Escépticos, desde que surge la idea hasta que se materializa como programa?

 Como cada programa es muy distinto, me voy inventando el proceso, que así además no me aburro. En el caso de Escépticos yo planteé 13 temas, se los pasé a la cadena, estuvo de acuerdo en todos. Yo me reunía con Gámez, el presentador, que es periodista científico y sabe mucho del tema, y con él sacaba las ideas básicas. Me llevaba esas ideas a casa, desarrollaba una primera versión de guión más o menos cortita. Esa primera versión se la mandábamos a cuatro asesores científicos expertos en ese tema. El programa de transgénicos, por ejemplo, fue enviado a cuatro científicos expertos en transgénicos. Ellos me devolvían el guión con correcciones y una vez que estaba acabado, con todas las correcciones, yo mandaba ese guión al asesor principal del programa que es Juan Ignacio Pérez, de la cátedra de cultura científica de la universidad del País Vasco, que es quién daba el visto bueno definitivo.

Una vez aprobado, se enviaba a la cadena, que hace algún retoque menor, sin mucha repercusión, y después era el momento de grabarlo, editarlo, montarlo y todo eso.

 ¿Hay algún tema que hayas querido abordar con el programa y no hayas podido aún?

 No creo que hagamos más Escépticos, nunca más, pero si algún día lo hacemos, hay algún tema que sí que me gustaría tratar. Tres temas que sí que me gustaría hacer: El cerebro y la percepción, cómo funciona el amor y la música en el cerebro, eso es muy bonito. Otro es el tema de las centrales nucleares, que ese se nos escapa de la primera temporada y sí que estaría muy bien hacerlo y el tercero es el futuro. Intentar adivinar cómo sería el futuro desde el punto de vista de la tecnología: avances médicos, etc.

 ­- ¿Por qué no hay más programas de Escépticos?

 El contrato que yo tengo con ETB es de 13 programas. No sé si habrá más por petición de la misma cadena, o por parte de otra, pero bueno, yo ahora mismo estoy, y hasta que nadie me diga lo contrario, inventándome otro programa de otra cosa muy distinta.

 ¿Ha tenido problemas con alguna persona al grabar algún programa de Escépticos? ¿Cuál ha sido el programa más difícil de llevar a cabo?

 Pues, la respuesta a la primera pregunta es: sí. Y el programa más difícil es el de “Las ondas del mal” en el que hablamos de las antenas, del electromagnetismo, y cualquier enfermedad que pueda derivar de todo esto. Es un programa muy complicado, ya lo sabíamos desde el principio. La comunidad científica tiene problemas para hablar de ese tema porque algunos han sufrido amenazas, y el colectivo anti antenas tiene mucha repercusión en Euskadi, por lo que hubo bastante tensión y fue muy difícil encontrar a alguien que quisiera hablar ante la cámara. Pero bueno, lo hicimos.

 Sus programas se han emitido siempre en cadenas de ámbito público ¿Cree que tendrían cabida en una cadena privada?

 No. Y no es que no tengan cabida, es que jamás me los comprarían. (Risas)

Los programas que yo hago, tanto Ciudad K como Escépticos, e incluso el que tengo en mente, nacen con vocación minoritaria. Bueno, no es que nazcan con vocación minoritaria pero sí que es verdad que están dirigidos a un público más minoritario. Al final una cadena lo compra, principalmente, por su responsabilidad de la propia esencia de lo que significa ser una cadena pública. Es la razón por la que compraron Escépticos, no por audiencia, cosa por la que se mueven las empresas privadas. Principal y únicamente por la audiencia.

No veo a Telecinco programando ciencia la verdad.

­- En Escépticos, vemos como se pueden ver a los cámaras, los micrófonos, e incluso se te ve de vez en cuando por detrás de Gámez… ¿Es una marca personal a la hora de grabar o tiene algún otro significado?

 Básicamente hay dos motivos para eso. Sé que hay mucha gente a la que le pone nervioso ¿eh? Pero básicamente hay dos motivos.

El primero es que queríamos mostrar el propio proceso del programa, no ocultar cómo se realiza, debido a que al llamarse Escépticos, hay veces que comprobamos algunas cosas, y queremos que se vea cómo está grabado todo. Mostrarnos a nosotros, dejar claro que estamos haciendo un programa de televisión, que hay cámaras, micrófonos, que estoy yo por ahí detrás. No ocultar nada, es el primer motivo.

El segundo es más una neurósis mía, que ya lo probé con Ciudad K y es que me gustaría que con sólo un fotograma del vídeo, se sepa a qué programa pertenece. Que cojas el fotograma que cojas, y sepas qué programa es.

Que no se parezca a ningún programa en un sentido estético. Ciudad K y Escépticos son muy diferentes entre sí, pero ambos apuestan por una línea estética muy clara.

 ¿Cómo ha sido recibido el programa en la comunidad científica? ¿Ha habido más detractores que seguidores?

 – Mitad y mitad. Ha habido científicos que les ha gustado muchísimo, y ha habido científicos a los que no les ha gustado por ser poco riguroso lo que es un problema, que sería siempre así. Al ser de entretenimiento no puede ser extremadamente riguroso porque matarías a la gente. Si hablas del placebo, por ejemplo, tienes 30 segundos para explicar lo que es porque nadie va a aguantar más tiempo que ese. Y segundo, lo tienes que hacer en un lenguaje que todo el mundo comprenda. Hay científicos que no están de acuerdo y que piensan que sobre todo hay que ser riguroso, lo que no es viable en televisión.

 Hablabas antes de que tienes otro proyecto en mente…

 Todavía estoy trabajando en ello y no tiene ni cadena. Simplemente estoy desarrollando el proyecto y cuando lo termine se lo intentaré colocar a alguna televisión pública lógicamente. Diré que se parece a Escépticos pero es mucho más ambicioso.

Formalmente es parecido a Escépticos, pero no es sobre ciencia, y hasta ahí puedo leer.

Porque todavía no lo tengo muy claro ni yo.

Hablemos de Ciudad K, un proyecto que llevó a cabo en TVE… ¿Cómo surge la idea de la serie?

 Ciudad K es, más o menos, no exactamente, un encargo. Ciudad K nace porque a mí me llaman de TVE y me dicen que quieren algo de humor cultural. Entonces, yo presenté dos propuestas. Una era como un late night, al estilo Buenafuente, pero todo falso, hecho con actores (invitados, presentador, etc) y que iba sobre el mundo de la cultura.

El otro proyecto era Ciudad K, además nació con ese título. A TVE le gustó más Ciudad K, me pidieron un piloto, lo escribí, lo aprobaron, lo grabamos y nos encargaron 13 capítulos más.

Tengo que decir que Ciudad K no era para La2, sino para un proyecto que tenía TVE que se llamaba Cultural.es, e iba a ser una cadena temática sobre cultura. Acabamos entonces ahí en La2, a las 10 de la noche también, por cierto. No sé qué pasa que todos mis programas los ponen a las 10 de la noche. Ya aprenderán con el tiempo que no es un sitio normal (Risas).

¿De qué parte del guión te encargabas?

 El guión era un poco pollo. No es que yo hiciera “tales” sketches. Yo era el moderador del guión, luego hay 3 amigos que escribían conmigo. Nos lo repartíamos como buenamente podíamos. Ellos están en Madrid y Barcelona, y lo hacíamos todo a través de mail. Dos de ellos son guionistas de El Hormiguero y uno de ellos de Buenafuente. Yo les pedía propuestas, pues por ejemplo, propuestas para la peluquería en la que hablan dos señoras mayores, y ellos me mandaban una línea, entonces yo decidía cuál era el que me gustaba y les pedía que me la desarrollaran.

¿Es difícil hacer chistes sobre Kierkegaard y David Lynch para la serie?

Pues la verdad es que no, no mucho. Lo difícil es que alguien los entienda (Risas).

 

 Alguna anécdota sobre los actores, y cómo reaccionaban al leer el guión.

 Todos ellos me decían lo mismo. Son muy conocidos en Euskadi, la mayoría de ellos vienen de Vaya Semanita. Otros trabajaban en teatro, y vamos, llevan toda la puta vida en Euskadi actuando… y prácticamente todos me decían que era la primera vez que habían recibido un guión y que tenían que mirar, por página, como 3 veces en Wikipedia (Risas).

Es muy gracioso, porque llegaban al plató, y llegaban con los guiones llenos de notas. Pero no eran notas típicas de actor de “esto lo hago triste” sino notas explicativas de lo que estaban diciendo ellos mismos, porque no lo sabían.

¿Cuál ha sido la mejor crítica y la peor que ha recibido la serie?

Para mí la mejor crítica fue una que nos hizo David Trueba en El País. Aunque tengo que decir que la mejor crítica que pueden hacer de algo mío es la que diga “es una buena televisión pública”.

Ésa es la máxima aspiración.

 ¿Ha habido algún sketch más complicado de realizar?

  Todos los que suceden en exteriores eran un lío, por razones evidentes. Como sabéis en Bilbao llueve un montón, con lo cual, el día anterior todo el mundo estaba tenso por si llovía. Luego hubo uno que fue bastante coñazo, que además creo que era del capítulo 13.

Era una pareja que está en un restaurante y se pone a nevar, y luego no me acuerdo qué más pasaba, pero eso era un pollo porque además, yo no quería la nieve digital, porque si no tienes dinero queda muy cutre el efecto. Entonces les dije que echaran attrezzo de nieve. Con lo cual hubo que montar un pollo en el restaurante que no te puedes ni imaginar, hubo una hora de montaje para que cayera nieve y tal…pero bueno, al final quedó la cosa bien.

¿Cuál es el mejor momento, para ti, de Ciudad K?

Hay varios sketches que me gustan. Me hace mucha gracia uno de un policía y va un tío que le dice que “le informo que he visto a un agente vendiendo cocaína” entonces, cometió una autocorrección, al no decir “le informo de que”. El policía perdía los nervios, le sacaba del coche y le empezaba a dar de hostias porque la autocorrección también es una incorrección.

Ese me sigue haciendo mucha gracia, los actores estuvieron muy bien.

 ¿Cómo se le ocurrió crear una telenovela, dentro de la propia serie, denominada Amor Cuántico?

 Pues no tengo ni idea… luego me he enterado que Amor Cuántico es una canción y ahora han sacado una novela que se llama Quantic Love y tal.

En el primer proyecto que les envié a TVE ya ponía que quería hacer un culebrón que sucediera en el CERN, en el acelerador de partículas, y nadie me paró. Si es que siempre ocurre lo mismo, al final, nadie me paró.

No hubo nadie responsable en medio que me dijera “no es una buena idea”, entonces ahí está.

 ¿Hay posibilidades de que vuelva a retomar la serie?

 Hay posibilidades de que Ciudad K vuelva. De hecho te diré que hay más posibilidades de que haya más Ciudad K que de Escépticos.

¿Algún capítulo pensado o algo escrito?

No, no. Hay un planteamiento de segunda temporada por parte de TVE y que no se parece en nada a la primera. Absolutamente en nada.

Solo mantiene el título y esa idea de una ciudad donde todo el mundo es muy culto.

 Hablemos de Twitter, ¿Cómo llega usted a esta red social?

Pues si no me equivoco, se lo hizo mi chica y me lo pasó. Se lo hizo mi chica muy al principio de Twitter, y yo no lo conocía.

 ¿Qué opinas acerca de que los informativos utilicen Twitter para llenar espacio? ¿Realmente tiene tanta importancia?

No lo sé. Yo creo que el periodismo está tan despistado que se agarra a lo que puede. Entonces eso de sacar las opiniones de los espectadores en Facebook, Twitter y tal, no digo que sea mala idea, pero yo por ejemplo nunca le hago ni puto caso a eso. Cuando en La noche en 24h sale lo que están diciendo los espectadores en Facebook directamente lo quito.  Sé que tienen que incorporar las redes sociales de alguna manera, pero por ahora no creo yo que estén haciéndolo bien.

¿Le preocupa que a un guionista y publicista como usted, le llamen periodista? ¿Cómo ve la imagen del periodismo en España?

 Sí, es que yo no soy periodista. Como hago columnas para radios y periódicos y cosas así, la gente cree que soy periodista, pero yo siempre quiero dejar claro que no.

A mí hay una cosa que me pone muy enfermo, y son esos tertulianos que salen en los diez mil programas que hay de ese tipo, y que salen con un cartelito que pone “Fulanito de tal, periodista”, que no es periodista. Yo tengo un problema con esto, yo quiero dejar siempre muy claro que no soy periodista.

Soy guionista, y cuando tengo que hacer columnas, soy un guionista que hace columnas.

Ha trabajado también para una revista independiente llamada Orsai, ¿Cree que debería de haber más subvenciones para que estos medios puedan salir adelante?

No sé si es posible, hasta donde yo sé. A partir de Enero vuelvo a colaborar en todos los números de Orsai. Y yo creo que Casquiari que es uno de los dos directores, no quiere que haya subvención. Quiere que la revista viva únicamente de la suscripción. Otra cosa es que sea viable, por ahora por lo menos van adelante.

Has escrito también el prólogo de Españistán. ¿Cree que algún día dejaremos de ser Españistán?

¡Hostia! ¿Si dejaremos de serlo? Yo tengo fe en que sí. El hecho de que la gente se compre Españistán, lo lea, que lo cuelgue en YouTube, quiere decir que por lo menos hay mucha gente que es consciente que somos Españistán. Con lo cual, bueno, es el primer paso para dejar de serlo.

Hablando de política, ¿qué opinión tiene sobre el movimiento 15M?

Yo me considero dentro del movimiento 15-M. Con lo cuál no puedo llamarles ni perroflautas ni nada, así que… Obviamente yo estoy a favor. Yo creo que políticamente es lo mejor que le ha pasado a este país en muchísimos años. Es verdad lo que dicen que faltan propuestas, que es un movimiento emocional y todo eso, pero el hecho es que es importante.

Hablábamos antes de que ha trabajado para El Terrat y El Hormiguero ¿Cómo ves la evolución de ambos programas, desde que trabajaste allí hasta ahora?

La verdad es que no sé cómo les va. Siguen haciendo lo de siempre y son los mejores en su campo. Buenafuente es el mejor programa de ese tipo que ha habido en España nunca jamás, y con enorme diferencia, y El Hormiguero desde que yo me he ido les va mucho mejor. O sea, mi teoría es que yo me tenía que ir cuanto antes de ahí. Están con Antena 3, les han nominado a un Emmy, o sea que, me alegro mucho por ellos.

Antes, hablábamos del blog, y de su manera un tanto provocativa de escribir. ¿Cuál es el punto de inicio que te lleva a escribir sobre algo?

Generalmente es la indignación. Pero no a raíz del 15M, sino que viene de mucho antes. Si escribo sobre un tema, generalmente, es porque me indigna.

Decías que te has licenciado en publicidad ¿hay algún trabajo tuyo en este campo que no conozcamos?

No, no. Yo terminé la carrera, y empecé a trabajar en guión. Nunca he hecho nada para publicidad. Mejor.

Antes hablábamos de que te preocupaba que te dijeran que eras un periodista, pero no nos has hablado de qué te parece la imagen del periodista actual en España, y en consecuencia, del periodismo.

 La imagen del periodismo, mal, pero la de los periodistas, bien. Y me explico…

Creo que el periodismo actual, está mal, y no por culpa de los periodistas. Conozco muchos periodistas, y me consta que no es por ellos. Es porque los periódicos se han entregado en exceso a convertirse en producto de consumo y el periodismo como tal, ha pasado a un segundo término.

Los departamentos comerciales son los que dirigen ahora los periódicos. Eso es peligrosísimo y es lo que está ocurriendo.

La crisis del periodismo por una parte es por la crisis económica pero todo el mundo sabe que también hay una crisis de contenido. Al final un periodista hace lo que puede, pero un periodista tiene 40 jefes por encima de él, mínimo.

 Siempre ha tenido mucha libertad de expresión a la hora de llevar sus proyectos, incluso tiene una sección para este tema en su blog, ¿Cómo ve la libertad de expresión en los medios?

 De todo hay. Al final cuando un medio te contrata, lo hace porque políticamente eres afín a él.

Público no va a llamar a un facha para hacer una columna, eso está claro. Entonces, en ese sentido nunca va a haber problemas porque un columnista de Público nunca se va a poner a elogiar a Mariano Rajoy. Pero porque él no va a querer no porque haya censura.

Luego hay otro tipo de censura, que es la censura comercial. Al estar los periódicos en manos comerciales hay muchas cosas de las que no puedes hablar, movimientos que no puedes mencionar, fenómenos sociales que están movidos por determinadas marcas que los vuelven invisibles directamente… Cada uno hace lo que puede yo creo. Es cierto que en mis programas trabajo con libertad, pero porque parto de formatos que me van a permitir ser libre. Al final, si hablas de ciencia, como es el caso de Escépticos, no te metes en problemas.

A mí cuando no me han dejado decir algo, me he ido.

– ¿Cómo surgió la columna en Público?

Pues, me llamó Ignacio Escolar, ex-director de Público, y me dijo que le gustaba mi blog, y mi forma de escribir. Me dijo que si podíamos reunirnos un día, accedí, nos tomamos un café en Madrid y me dijo que si podía hacer una columna para Público semanal, y le dije que sí.

Y ya para terminar, me gustaría pedirle algo. En su blog tiene una sección en la que se inventa diez titulares de cosas que sucederán al mes siguiente, obviamente desde un tono sarcástico. ¿Podría decirnos cuál será el titular del 20N?

Pues, ehm… déjame pensar…

Mariano Rajoy cae del balcón.

(Risas).

Etiquetas:

4 comentarios to “Entrevista a Jose A. Pérez de Mi Mesa Cojea: “Mi titular para el 20N sería: Mariano Rajoy cae del balcón”.”

  1. Ezz Mendoza Says:

    Reblogueó esto en .

  2. juanma_m Says:

    grande ezequiel!!

  3. Blanburi Says:

    Oh, me he qedado anonanada =) Tampoco lo esperaba para naday es una gratísima sorpresa. Estoy orgullosa de tu progreso bloguero y de tus contactos para que José A. Pérez te conceda una entrevista (aunque sea por Skype)🙂

    Los tres muy buen comienzo de curso🙂

  4. Cobacho Says:

    ¡Ostias! Una entre vista a José A. Pérez, ¡no me la esperaba para nada! (jajaja)

    ¡Buenísima la entrevista Zequié! Larga también, la verdad…pero ya se sabe, lo bueno si brev…nada, nada, que me ha gustado mucho =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: