“La homosexualidad no es una parodia de la heterosexualidad”

by

Por José Manuel Serrano

Bienvenidos un miércoles más a “Las Palomas traman Algo”. Antes de comenzar, queremos desearle un feliz cumpleaños a nuestro amigo y compañero Carlos (más conocido como El Fregonero). Hace unos días, Andreu Buenafuente comentó un tweet suyo en La Sexta. La sonrisa que tiene desde ese instante es para hacerla Trending Topic del blog mínimo (#sonrisafregoneresca). Y en asuntos menos alegres… estamos en vilo ante la decisión que se tome en unas horas sobre si la Huelga de la LFP sigue adelante. No, no es que seamos unos “frikis” futboleros que no podamos vivir sin una jornada de Liga. Como ya os anunciamos, el sábado 2 de abril asistiremos en directo a “Tiempo de Juego”, de la Cadena Cope. El problema es que… si no hay partidos, no hay programa. Sería un gran “zas, en toda la boca”, ya que cambiamos la fecha para asegurarnos la visita y nada parece salirnos bien. Mientras todo se resuelve, quisiera escribir hoy sobre un tema “tabú” en el deporte. Quédate y no saldrás defraudado:

El pasado mes de febrero, Manuel Neuer (guardameta alemán del Schalke 04) realizó unas declaraciones que no dejaron a nadie indiferente. En la revista germana “Bunte”, el internacional dejaba entrever su posible homosexualidad. : “Quien sea homosexual debería decirlo, ya que alivia”. “Los hinchas se acostumbraran rápidamente, porque en el fútbol lo que importa es el rendimiento del jugador y no sus preferencias sexuales”. Además, aseguró que llegaría al enfrentamiento de Champions contra el Valencia “sin ninguna carga y liberado” (tanto fue así que su actuación fue vital para que el conjunto ché fuese apeado de la Liga de Campeones).

Gran parada de Manuel Neuer

Mario Gómez, delantero del Bayern de Munich, unos meses antes había animado a “salir del armario” a todos los deportistas que se sintieran oprimidos por esconder su condición sexual. “En Alemania tenemos un ministro de exteriores –Guido Westerwelle– que es homosexual y el alcalde de Berlín –Klaus Wowereit– es también gay, por lo que los futbolistas profesionales que lo sean deberían confesarlo”. No puedo negar mi sorpresa ante la noticia que os planteamos hoy. Me parece lamentable que siga habiendo gente tan retrógrada que menosprecie a una persona por el simple hecho de ser gay. El problema en la alta competición es aún más duro. Estás expuesto a la sociedad y al mundillo rosa, todos tus pasos están perfectamente seguidos por unos paparazzis que se comportan como buitres ante la presa fácil. Además, mientras en la sociedad se siga viendo la palabra “maricón” como un insulto aberrante… más miedo cundirá a la hora de ser uno mismo ante los demás.

Navegando un poco por la red, he encontrado varios casos de deportistas que hicieron pública su homosexualidad ante el asombro de sus compañeros de profesión:

  • John Amaechi fue jugador de baloncesto en la NBA. Pasó por equipos como Cleveland Cavaliers u Orlando Magic. Muchos de los que compartieron vestuario con él le apoyaron. Otros, sin embargo, pusieron el grito en el cielo recordando que se cambiaban junto a un homosexual. Su gesto y su activismo social le valieron el reconocimiento como Doctor Honorario en Ciencias por la Manchester Metropolitan University. También escribió su autobiografía, “Man in the middle”, con la que pretendía ayudar a todos los que estuvieran en su situación. Las experiencias que contaba en ese libro no son para nada nuevas. El deporte en sí es “homófono”.

Un gigante que fue incomprendido

  • Ian Roberts se convirtió en el primer jugador de la historia que hizo pública su condición sexual mientras aún competía. Este australiano quiso hacer ver al mundo que homosexualidad y masculinidad no tienen por qué ser vistos como antónimos. Practicaba rugby, pero las lesiones le hicieron retirarse por completo del deporte profesional. Años más tarde, dio el salto a la televisión para hacer de actor en diversas series de poca calidad.
  • Matthew Mitcham ganó la medalla de oro en clavados de plataforma de 10 metros masculina en los últimos Juegos Olímpicos del 2008. Todo un ídolo en Australia por su carrera deportiva, empezó a salir en diversas publicaciones confirmando su homosexualidad. Declaró al llegar a Pekín: “Me quedé muy sorprendido de ser el único chico gay fuera del armario en los Juegos Olímpicos. Es un poco triste porque estadísticamente deberían haber muchos más, pero esto es algo privado. No voy a presionar a nadie para que salga del armario porque se trata de una opción personal, pero estoy orgulloso estar ahí, de ser ese con el que mucha gente se puede identificar”.

El saltador "aussie" logró conquistar el oro en Pekín´08

A pesar del buen trato recibido socialmente, las empresas que querían patrocinarlo no vieron acertada su decisión de hacer pública su condición. “Será complicado que encuentres sponsor, me dijeron”. Y, efectivamente, nadie se atrevía a dar el paso hasta que la compañía telefónica “Telstra” lo hizo. En televisión, sufrió la censura de la NBC por unas imágenes en las que se le veía besarse con su pareja tras la consecución de la medalla de oro que comentamos anteriormente. La cadena pidió perdón, alegando que fue un error de edición y no una censura premeditada. No voy a ser yo el que dude de la veracidad de la cadena norteamericana, es imposible que lo hicieran queriendo (Ironía Modo On).

Pero si pensabais que solo los hombres se han atrevido a dar el paso adelante, os equivocáis. Sin lugar a dudas, el caso más reconocido es el de la tenista Martina Navratilova. Seguramente dediquemos una entrada a la vida de la checa, ya que sufrió muchísimo en diversos momentos de su existencia. Ha tenido numerosos romances con chicas que le han traído por la calle de la amargura. Desde que era joven supo que le gustaban las mujeres aunque, como bien admitió en una entrevista hace unos años: “de pequeña ni siquiera sabía que era lesbiana”.

Martina Navratilova, ejemplo para mucha mujeres

Para concluir, quisiera hacer una reflexión con la frase de Martina. Cuando muchos psicólogos y médicos se jactan de catalogar a la homosexualidad como una enfermedad o un trastorno, algo está fallando en la sociedad. Si se les da cobertura a unos insensatos que no son capaces de reconocer y asimilar el amor entre dos hombres o dos mujeres, algo está fallando en la sociedad. Si el uso de palabras como “gay” o “maricón” son tomadas como menosprecio personal u ofensa, algo está fallando en la sociedad. Si por querer a una persona de tu mismo sexo te miran raro o no quieren estar a tu lado, algo está fallando en la sociedad. Desde este humilde blog pedimos sensatez. Lo peor que le puede pasar a una persona es vivir atemorizada. El hecho de vivir con el constante y continuo bombardeo de que “ser gay es malo” puede llegar a traumatizar a una persona. No se nace siendo gay, no es algo que puedas curar o vacunar… es una elección personal que es debidamente madurada conforme a tus gustos y sentimientos.

Hagamos nuestra existencia más fácil. “La homosexualidad no es una parodia de la heterosexualidad”.  Mario Mieli, escritor.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

5 comentarios to ““La homosexualidad no es una parodia de la heterosexualidad””

  1. El Fregonero Says:

    Muchas gracias cabrones, pero al leer el título ya estaba pensando que me íbais a dejar por homosexual!!😄

    Os quiero!

  2. Bianca Sánchez Says:

    Enhorabuena, Manu! Con tu entrada me he enterado de cosas que no conocía y sí, me gustaría ver un espacio dedicado a Martina.

    En mi opinión, considero que es bueno establecer una diferencia entre lo que es el amor y la sexualidad, aunque está bien también considerarlos como uno, no siempre tienen por qué coincidir los dos. La sexualidad consiste en los gustos sexuales, la atracción; mientras que el amor, es algo más profundo. Una cosa es lo que a ti te pueda gustar practicar o con quien, y otra es enamorarse.

    Creo que el amor no entiende ni de edad, ni de género. Puedes enamorarte de una persona de tu mismo género, y no considerarte homosexual por ello. Ya que, como he dicho, se es homo/hetero-sexual, cuando hay atracción hacia una persona por el hecho de ser de un género u otro. No sé si me explico. En cuanto al amor, te enamoras de una persona, no de un sexo.

    Sea como fuere, la sociedad debe ir avanzando mentalmente y dejar de considerar la homosexualidad como una lacra, porque la condición sexual de alguien no lo hace mejor o peor que el resto.

    Un beso fuerte, y seguid así! Progresais adecuadamente (frase de maestra) =)

  3. Tórtola Says:

    Vergüenza me da vivir en una avanzada sociedad que está tan atrasada en aspectos como estos.
    Muy buena entrada Manu, como ya le dije a Zequié hace unos días, lo estáis haciendo tremendamente bien ultimamente (al menos en mi opinión).

    Por último, os dejo la presentación de la comparsa ganadora del COAC 2011, que la disfruten =)

    • ezmaho Says:

      Grandioso, Tórtola. Buscaré el video en Youtube, que aquí no está disponible. Un crack! De todos modos, sé de buena tinta que ganó Juana la Loca, a que si?, jeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: