“My name is Palomita”

by

Por José Manuel Serrano

Señoras y señores, después de un largo descanso… ¡Las palomas volvemos a tramar! De hecho, retornamos con las pilas bien cargadas para celebrar nuestro primer aniversario. Hemos vivido grandes momentos en estos 365 días: Estrenamos una canción sobre la “Automatrícula” con su respectivo videoclip, recibimos saludos para el blog de deportistas afamados como Joaquín, Marchena, Luis Fabiano o Adriano y causamos sensación con las ya reconocidas “Palomadas”. Los proyectos que tenemos para 2011 nos hacen afrontar con garantías el futuro (a corto plazo…) y seguiremos presentando un producto innovador y que llegue al público. (D. Antonio Macarro, gracias por enseñarnos Publicidad. Dominaremos el mundo). Queremos dar las gracias a todos los que nos siguen desde el comienzo de los tiempos… esos que “han soportado” a Horacio y las fotos-anuncio que ha colgado en cualquier lugar de la red y que, muy en el fondo, nos tienen aprecio. Bienvenidos un miércoles más a “Las Palomas Traman Algo”.

Un "Facepalm" en toda regla

Podría empezar la entrada de hoy haciendo una pregunta muy directa, a lo Goyo Jiménez: ¿Os sentís orgullosos de ser españoles? Wow, “habemus” jaleo a la vista. Las respuestas seguro que son muy dispares. El sentimiento patrio aflora en las mejores situaciones pero se marchita en las peores. Claro que sacamos pecho cuando se habla bien de nuestro país… pero algunas de las cosas que suceden en esta “piel de toro” nos provocan un “facepalm” en toda regla. No conseguimos entender muchos comportamientos cercanos, así que sería una quimera pensar que se pueden comprender los lejanos. Imaginad que estáis en vuestra casa, son las 12 de la noche y ves la cama con cara de deseo. Sonríes y vas corriendo hacia ella, te tumbas y cierras los ojos. Estás mentalizado, quieres (y debes) dormir. Todo va como la seda… hasta que tu “querido” vecino se arranca por “soleares” con su pareja y tu pared parece que se va a venir abajo con tanto golpe de somier. Tú eres el espectador de lo que ocurre, no sabes si jalear o gritarle a un tabique de rabia. Dos horas más tarde (en el mejor de los casos), te das cuenta de dos cosas: La gente no sabe lo que significa la palabra respeto y… tu vecino es un “Sex machine” con todas las letras.

Queridos amigos, así es el español. Debería darnos vergüenza, pero está en nuestros genes. Ahora no podemos hacernos los despistados, vaya. Que levante la mano (o que pulse Enter) quién no ha ido a otro país y ha cometido pequeñas locuras. El español se caracteriza por sus gritos y la búsqueda incesante de marcha, marcha, marcha. Todo ello lo intentamos realizar en un correctísimo “espanglish” muy de nuestro agrado. Ojo, entono el mea culpa, soy el primero que prefiero hacerme el loco cuando un turista me pregunta cómo llegar al Restaurante Manolete que verme en la problemática de recordar el How are you o My Taylor is Rich. Hace unas semanas, Antena 3 sacó a la luz las deficiencias de los españoles para defenderse en inglés con una cámara oculta. Una joven pedía ayuda para llegar al Museo del Prado… eso sí, lo hacía en su idioma. Las caras de “oh, Dios mío… ahora qué le digo a esta chica” estuvieron presentes en todo momento.

Estar en lo más alto y decidir a quién cagar...

Spain is different, no hace falta decir nada más. Creemos que gritándole a una persona nos entenderá mejor. Siempre puede estar el caso del que está un poco trompetilla y, si, necesita un par de voces para comprendernos… pero no es lo habitual. El problema comunicativo que tenemos cuando nos sacan del castellano es considerable. Muchos son los que se indignan y proclaman a los cuatro vientos su malestar: “Joer, cuando vamos a Italia, tenemos alguna noción de su idioma. Nos aprendemos las frases más importantes y vamos tirando. Sin embargo, vienen los “guiris” aquí y somos nosotros los que nos tenemos que bajar los pantalones”.

No seamos extremistas… la lengua de Shakespeare ha reinado desde los siglos de los siglos (amén). Ha estado presente en los momentos históricos más significativos. Voy a ejemplificar: Boston Tea Party, suena a fiestón universitario donde el derrotado es el que no se tome hasta la última gota de su jarra de cerveza. Pues todo lo contrario, amigos. La guerra de la Independencia no hubiera sido lo mismo sin este sabotaje de teína. ¿Os imagináis si se hubiese usado el castellano? Para empezar, “la Fiesta del Té de Boston” suena aburrido y cansino. No evoca a mega fiesta… más bien a una reunión de ancianas para tomarse sus pastas y hablar de sus cosas. Tenemos que admitir que todas las palabras en inglés ganan en interés (soy un poeta), vende mejor.

Peace and love, queridos lectores. Seguro que algunos de vosotros ha recordado inevitablemente la anécdota relacionada con esas palabras anglosajonas. Corría el año 1995 y el Real Zaragoza jugaba la Recopa contra el Chelsea. En un momento del partido, un encontronazo entre la afición rival y la policía motivó a los seguidores maños a cantar uno de los lemas más sonados de la época. El instigador de ese cántico fue el técnico argentino Bilardo. “El Día Después” captó la mítica escena en la que el entrenador le pedía a uno de sus futbolistas que rematara a un rival caído. ¿Cuáles fueron las palabras que usó? “Písalo, písalo”.

Si pronunciamos Peace and love” y “Písalo, písalo”… entramos en un equívoco fonético bastante aterrador (más que nada porque no tienen nada que ver). Cuando los seguidores del Real Zaragoza atronaban con ese cántico La Romareda, no querían precisamente “Paz y Amor”. El español es así, busca jaleo y bronca. Es el rey del lenguaje, se nos va la fuerza por la boca, típico gallito. Lo curioso de esta historia está en lo que sucedió con la afición rival. Al escuchar esas “hermosas” palabras, se calmaron y aplaudieron. Los pobres supporters habían entendido que la afición española pedía en inglés que todo se calmase. Es más, la prensa británica mostró su sorpresa y admiración por la reacción de la afición zaragozana. Ains… han pasado 16 años y seguirán pensando que somos unos corderitos.

Por todo ello, queridos “friends”, debemos hacer un esfuerzo entre todos y convertirnos a la gran religión del bilingüismo. No me vale el gracioso que diga: “Yo hablo castellano y andaluz, jaja”. Por favor, seamos serios y logremos que el Homo Spanius evolucione y pueda gritar sin miedo: “Yes, we can”.

 

Etiquetas: , , , , ,

4 comentarios to ““My name is Palomita””

  1. AntonioChapeau Says:

    muy buena entrada, es verdad lo que dices, yo cuando fui a Estonia y entre en un centro comecial empece a gritar con un amigo: tetas tetas follar follar. me parecio divertido, pero ahora lo pienso y….

  2. Tórtola Says:

    Tras 5 o 6 meses que llevo ya en tierras extranjeras, me veo con total capacidad para decir que el inglés español, es decir, el inglés de los españoles, es bastante deficiente, o lo que es lo mismo, que es una puta mierda vamos.
    Nada más hay que escuchar dos frases de un español hablando en inglés, para saber que es español. Algunos dirán que por el acento se puede notar eso, como por ejemplo habla un francés con esa boquita de piñón tan cerradita, que se le nota del tirón la pechá de croissants mañaneros durante toda su vida. Pero ya no es sólo por el acento (incluso los que más saben de inglés, en gran parte pronuncian su inglés en español), sino que la falta de vocabulario y de expresión es inconfundible.
    A mí, sinceramente, me da vergüenza de eso…por mí primero, ya que por mucho que lo intento mi inglés no mejora al paso que a mí me gustaría. ¿Por qué? Podría ponerme a despotricar contra el sistema de educación de España, o contra la falta de películas en versión original que nos difunden en los cines españoles (la tradición de traducir largometrajes es poco usual en gran cantidad de países europeos). Pero por mucho que despotrique, seguiré teniendo que pensar las frases milésimas de segundo antes de soltarlas por la boca. Y aún así, el que pase por mi lado sabrá que mi procedencia es española y, si me apuras, de mi Andalucía querida.

    ¡Gracias por volver!^^

  3. Maria Says:

    La verdad es que estamos un poco, bastante atrasados con el inglés, y todo por la educación que hay en nuestro pais, a ver si la cambian un poco, porque como se siga así en no muchos años acabaremos apartados de Europa.
    Y demos GRACIAS, a que entendieron Peace and Love y no algo más negativo que písalo, písalo, que si no…
    Felicidades por vuestro año junto!

  4. Marcha Cicloturista Quebrantahuesos, Spain – Preview DVD Says:

    […] “My name is Palomita” « Las palomas traman algo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: