El origen de la Dem…agogía…

by

Muy buenas de nuevo señores…y señoras claro. Un día más estamos a jueves, ese jueves que antecede al querido fin de semana, ese jueves que marca el principio del fin de la semana…Maravilloso, ¿no creen?

Hoy quisiera hablar de Pericles y su amada Atenas, la cuna de la civilización actual, según dicen muchos…cosa que yo no dudo.

Busco escultórico de Pericles

Narraros la realidad histórica del denominado “Siglo de Pericles” es trabajo, a mi parecer, de Wikipedia y demás …pedias que abundan en la red.

Yo quiero daros una opinión personal derivada de lo que he leido (que no es muchísimo pero que para mi es sufiente cómo para afrontar el tema con argumentos) acerca de la figura de Pericles, de la supuesta “democracia” griega y de Atenas en aquella época.

De Pericles se dicen muchas cosas en diversas biografía, pero en algo coinciden todas, “nunca sonrió y sólo lloró dos veces en su vida”. No sé exáctamente cómo interpretar esto, aunque supongo que, siendo desconfiados, da sensación de poca humanidad y de una conducta “maquiavélica”, pero claro, es una opinión más, a continuación justificaré esto.

No quiero alargarme para no resultar ni aburrido ni repetitivo, de modo que omitiré detalles personales y un mínimo reflejo de su propia vida porque, cómo he dicho antes, la Wikipedia os ayudará.

Quiero hablar hoy de la gestión, de lo que fue ciertamente esa “cuna” de la democracia actual…una Atenas, que como otros mitos, todavía es admirada…

Dirigió durante apróximadamente cuatro décadas una Atenas que tuvo unos claroscuros que la harían legendaria pero que tuvieron su precio.

Representante del partido demócrata, consiguió que este fuese cada vez más y más fuerte, imponiéndose una democracia “radical” reflejada en acciones populistas tales cómo dejar entrar en teatros a pobres haciéndose el Estado cargo de los gastos. Sin embargo, la limitación de la ciudadanía ateniense a los nacidos de padres y madres atenienses no tuvo tanta aceptación.

Siempre populista, gracias a medidas del carácter de las anteriores y a una oratoria digna de mención aprendida de maestros filósofos cómo Anaxágoras o Protágoras le auparon a un poder que no abandonó hasta que su sistema se volvió inviable, cómo además quedó demostrado con el tiempo.

Desde el punto de vista militar, tampoco fue un pacifista empedernido este señor de las artes y la cultura. Basándose en un poderío naval que debía permitir a Atenas imponerse  sobre el resto de ciudades griegas, combatió mucho y durante largos años y curiosamente, moriría a causa de una guerra.

¿Que cómo y por qué murió? Pues a lo largo de múltiples disputas, Atenas siempre se tuvo que enfrentar, en mayor o menor medida a su archienemiga, Esparta. Finalmente dió comienzo la Guerra del Peloponeso, en la que se enfrentaron abiertamente las dos grandes ciudades, teniendo Atenas la supremacía naval y Esparta una supuesta superioridad terrestre. Los motivos del comienzo de esta guerra son achacados hoy día a Pericles, que casi la provocó viéndola con buenos ojos cómo punto definitivo para asentar el poder ateniense.

Esta misma guerra, por unos u otros motivos, o por mera casualidad hicieron que la ciudad de Atenas, refugiada dentro de sus murallas esperando el agotamiento económico de su enemiga menos rica Esparta, sufriese una enfermedad que se extendió entre la población, causando descontento y, tristemente, afectando definitivamente al que había su líder durante cuatro décadas, aquel al que no le habían visto nunca dudar, ni había dado muestras de debilidad, Pericles.

Tras esta tragedia, la caida de Atenas sucedió con el transcurso de los años, aludiendo sus contemporáneos a que sin Pericles, se perdió un hombre fuerte en el gobierno que aunque en principio fue populista finalmente puso por encima de todo el bien común…

¿Ahora bien, era tan bueno?

Es indudable que con Pericles la cultura griega, especialmente de la mano de Fidias en escultura alcanzó cotas que nunca más se superarían y en cierto modo, instauró un modelo a seguir para futuras civilizaciones como la romana, pero, ¿era democracia?

Democracia dentro de Atenas si, hasta cierto punto, fuera de Atenas, fue más imperialismo lo que trató de impulsar Pericles, asumiendo la inferioridad del resto de ciudades…mal asunto ese para un “demócrata”. Incluso dentro de Atenas, donde supuestamente se había asentado el gobierno del pueblo esto fue posible gracias a medidas como el ostracismo a que fueron condenados sus rivales políticos (veasé Cimón) y a una capacidad oratoria que en muchos ocasiones recurrió a un sentimentalismo que hoy se tacharía de demoagogo…quizá fuese eso…

A mi parecer, fue una persona única y digna de mención en los libros de Historia, porque si bien no comparto las bondades de su mandato, dirigir durante cuarenta años una ciudad a la que le dió una fama universal y que implantaría un nuevo sistema debe ser complicado, sin embargo, existen demasiados claroscuros.

Si ciertamente su trabajo fue tan especial, ¿por qué duró su legado (misma cosa le pasó a Alejandro Magno) tan poco tiempo? Pues porque quizá era inviable tratar de contentar a todo el mundo, de imponerse mediante medidas populistas a rivales y de al mismo tiempo, ganar una guerra partiendo en la idea de la inferioridad del enemigo (tanto así le pasó Napoleon)…

¿Era eso democracia o era demagogia? Fuese lo que fuese, ha sido usado tanto por unos sistemas como por otros demostrando que si bien la Historia coloca a cada cual en su sitio, a veces la fuerza de las multitudes y los supuestos cánones engañan la vista a multitudes que lo único que buscan es un nombre al que asociar una palabra…


Cita Célebre:

  • “El tiempo es el más sabio consejero.” Pericles.

Etiquetas: , , , , ,

4 comentarios to “El origen de la Dem…agogía…”

  1. Pablo Sobrino Salas Says:

    Muy bien Horacio asin me gusta escribiendo de Historia jajjaaj Pero no es por darmelas de listo o porque este estudiando Historia pero si conocieseis verdaderamente la Historia de Grecia, tras conocerla verias que la mitad, por no decir casi todo, de lo que dicen los libros es una esajeracion de la realidad… No eran tan perfectos como se les pinta. Demagogo, etimologicamente significa el que conduce al pueblo, por eso quizas metia a los pobres en los teatros… no por ser el gran y bueno Pericles.

  2. Jerez Says:

    Totalmente de acuerdo querido Horacio y esto es el origen de la democracia y muchos ejemplos posteriores han hecho lo mismo pero por seguir al modelo de Grecia que era uno de los paises mas importantes en la civilizacion europea

    http://www.lacolumnadegamero.blogspot.com

  3. Sara Says:

    La verdad es que la cultura griega siempre me ha llamdo al atención tanto la antigua como la actual. Tal vez no siguiera la linea de una democracia en si pero fue un gran paso lo que hizo, fue un cambio que por bien o mal sirvió de algo.

    un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: