El “Paradón” de su vida

by

Sinceramente, hay ocasiones en las que pecamos de estúpidos. Si, sé que es muy gratuito lo que estoy diciendo. La queja viene impuesta como accesorio primordial del ser humano. No podemos caer en el fácil error de pensar en la desdicha de los demás para sentirnos mejor, pero es lo que hacemos día si y día también. Tenemos un problema con el que pensamos que se acaba el mundo y no nos detenemos a pensar que, seguramente, será la mayor “gilipollez” de todos los tiempos. Los verdaderos contratiempos tienen que ser combatidos, no rendirse nunca ante ellos. Mientras tengamos opciones de lograr una meta satisfactoria, debemos luchar. Es el caso del deportista del cual vamos a hablar hoy en “Las Palomas Traman Algo”:

Palomita de maíz

Sergio Aragoneses Almeida es, actualmente, portero del Club Deportivo Tenerife. Nació hace 33 años en un pueblo de Pontevedra, Porriño. Seguramente a muchos de vosotros os suene, ya que es uno de los jugadores más destacados del equipo isleño. Se formó en la cantera del Celta de Vigo, consiguiendo debutar con el filial en 1994. Tras 4 años defendiendo el arco vigués, se marchó al Sporting Guardés. Una sóla temporada bastó para que el Pontevedra lo firmase en 1999. El Tenerife lo fichó en el 2000 y ahí permaneció hasta 2003. Su progresión era admirable. Un guardameta seguro, con buena planta y muy sobrio. Esas cualidades fueron estudiadas por el Getafe y el Atlético de Madrid para incorporarlo a sus filas. En el equipo colchonero no cuajó y su carrera empezaba a estancarse. El “Geta” lo recuperó para la práctica del fútbol, pero una serie de partidos a muy bajo nivel le condenaron definitivamente al banquillo azulillo.

El “Eterno Aspirante” al ascenso, Elche C.F., lo fichó tras desvincularse de los madrileños. Al poco de confirmarse su pase al club ilicitano iba a recibir una de las peores noticias de su vida. En una revisión médica, se le diagnosticó una alteración anatómica testicular. Luchó durante gran parte del año contra la enfermedad. Lo de menos en ese momento era el deporte. Tendría que afrontar el partido más importante de los que había jugado hasta el momento. Su tenacidad, fuerza de voluntad y ánimo le llevó a superarla, volviendo a los terrenos de juego para afrontar el tramo final. Un palo así te hace madurar a marchas forzadas. Sus compañeros le recibieron entre lágrimas y abrazos y él sólo tenía una palabra en la mente: Gracias.

"El 4º no va a llegar"

Al año siguiente se marchó al equipo rival del Elche, el Hércules. Si comentábamos con anterioridad que los ilicitanos siempre parten con la vitola de favoritos al ascenso, los herculanos no se quedan atrás. Proyecto que ilusionaba a la afición alicantina, acostumbrada a quedarse en las puertas del éxito deportivo. Llegaron grandes nombres del panorama futbolístico. Sergio se hizo con la titularidad. Pero un nuevo revés truncó su estancia en Alicante. En una revisión rutinaria en enero del 2007, se le volvió a diagnosticar un tumor testicular. En esos momentos, el cancerbero se podía haber venido abajo. Un sufrimiento constante durante el año anterior para estar todavía en la misma pesadilla. A pesar de los miedos y los malos momentos, sacó de nuevo todo su valor y sus ganas de vivir. Problemas como éste son los terribles, no por lo que nos agobiamos en nuestra rutinaria vida. Sergio es un ejemplo para la sociedad. Un chico que nunca ha tenido una mala palabra con nadie, que ha sido respetado como persona y como deportista allá por donde han tenido la suerte de disfrutar de su compañía.

Por todos estos valores que hemos destacado, el destino le tenía preparado un final feliz. Superó de nuevo sus problemas, que no sólo tuvieron que ver con el cáncer. Se marchó del Hércules tras unas declaraciones que Andoni Goikoetxea, técnico por aquel entonces, interpretó como falta de disciplina. En el mercado invernal reforzó al Numancia. No jugó demasiado, pero los sorianos subieron a 1ª división. Entonces, el equipo donde vivió grandes momentos bajo los palos, el Tenerife, se hizo con sus servicios. Retornó a la isla y se convirtió en un referente para el equipo. Titular indiscutible, los tinerfeños podían estar tranquilos en defensa. El premio le llegó justo el verano pasado cuando el deseado ascenso llegó tras años y años sin pisar la Primera División Española. Actualmente es el 3er capitán del club. Hace unos meses, visitó una escuela dedicada sólo a guardametas en la isla. El informativo de “Cuatro” le hizo un reportaje donde se le veía disfrutando junto a los jóvenes. Actitud de crack.

CITANDO: “Cuando la lucha de un hombre empieza dentro de sí, ese hombre vale algo”, Robert Browning, poeta y dramaturgo inglés.

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta to “El “Paradón” de su vida”

  1. Ojo avizor Says:

    Curiosamente, no todo en el deporte llega por estos valores humanos.

    Ayer mismo, se recoge una información en la que los “descolocados de siempre” arremeten de forma vilenta contra el entrenador, suplentes y equipo técnico durante la celebración de un encuentro de futbol en un país europeo.

    Quizá por ello, traer un trabajo periodístico, con hondo calado humano a esta sección, me ha parecido que merece justo reconocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: