La delgada línea “Roja”

by

Tres grandes premios han llegado a su fin. La Fórmula 1 arrancó en Bahrein hace casi un mes y los aficionados españoles hemos podido disfrutar y sufrir a partes iguales. Escribimos en “Las Palomas Traman Algo” una entrada anterior a la primera carrera. En ella, indicábamos que este año era el más hispano de toda la historia: 3 pilotos (Fernando Alonso, Jaime Alguersuari y Pedro Martínez de la Rosa), dos circuitos en España (Valencia y Barcelona) y un equipo en competición (Hispania Racing). ¿Qué nos deparará el futuro? Si vacilamos demasiado a la hora de responder… es porque las cosas no van todo lo bien que nos gustaría.

No podemos decir que empezaran mal, todo lo contrario. Uno de los trazados más novedosos de la Fórmula 1, sirvió de escenario perfecto para la consagración del rojo triunfo de Fernando. En ese momento, se convertía en el primer piloto de la parrilla en conseguir una victoria, al menos, con tres equipos distintos (recordemos que formó parte de Minardi, Renault, McLaren y Ferrari). Indicamos que “en ese momento” porque justo dos semanas más tarde Jenson Button hacía lo propio (Honda, Brawn GP y McLaren). Volviendo a Bahrein, Alonso no tuvo una sesión de clasificación muy buena. Sólo en la Q3 consiguió situarse en la segunda fila al colocarse 3º. Saldrían por delante el alemán Sebastian Vettel (ojito a este diamante en bruto) y su compañero de equipo, Felipe Massa.

El "Nano" es una bala...

Los nervios se apoderaban de Antonio Lobato cuando el “Nano” adelantaba al brasileño y comenzaba una titánica lucha contra el Red Bull de Sebastian. Pero si de algo peca el equipo de la bebida energética es de su escasa fiabilidad. Alonso consiguió aguantar 2º gran parte de la carrera hasta que el coche austriaco no dio más de si. Vettel comenzó a perder potencia, momento que aprovechó Fernando para liderar la carrera y terminar por ganarla. El podium lo completaron Felipe, como 2º, y Lewis Hamilton, 3º. Parecía claro que el gran rival de Ferrari para este campeonato iba a tener que mejorar mucho sus prestaciones si quería lograr un bólido aún más ganador. Pedro Martínez de la Rosa tuvo que abandonar y Jaime Alguersuari (con el filial de Red Bull, Toro Rosso) consiguió cruzar la bandera a cuadros por delante de su compañero de filas, el suizo Buemi. El Sauber del catalán no parecía dar más de si. Muchas ilusiones puestas en un modelo que, durante la pretemporada, prometía bastante y se ha quedado en nada.

Los periódicos ya se frotaban las manos. La Sexta (canal que posee los derechos del “Gran Circo”), sabe que va a hacer el agosto con el fichaje del siglo. Dos semanas de parón y Australia esperaba a los pilotos. Albert Park es usado en muy pocas ocasiones. Debido a ello, no nos debemos extrañar de las malas condiciones de la pista. Sebastian Vettel consiguió revalidar su condición de “Poleman” al lograr el mejor tiempo en la Q3. Mark Webber le acompañaría en la primera línea. Fernando Alonso y Button estarían esperando su momento justo detrás. Si por algo se ha caracterizado el asturiano siempre ha sido por sus maravillosas salidas. Pero… no podemos decir lo mismo de lo acontecido aquel día. Michael Schumacher tocaba a Fernando y quedaba cruzado en medio de la pista. Pasó del 3er puesto al 19º en unos metros. Tocaba remontada. El Ferrari volaba sobre el asfalto y los Lotus sucumbían fácilmente. Lástima que Kovalainen no diera más de si en su época en McLaren y Renault.

El "Trenecito"

Vettel comenzaba a sacar ventaja. De repente, una nueva avería acaba con la tranquilidad del piloto: “Estoy hasta los cojones de no terminar una carrera”, declaró al bajarse de su monoplaza. La lluvia apretaba en Australia y todos salieron con neumáticos intermedios. El valiente Button decidió entrar en carrera a cambiar a neumáticos de seco, ya que se había formado un carril por donde se podía intentar ir más rápido. Al principio le costó, con salidas de pista incluidas. Pero sus tiempos fueron mejorando de forma fascinante y todos los equipos decidieron copiar al inglés. Para cuando eso fue así, el gran beneficiado fue el británico. Adelantamientos, toques y estrategia se unieron para considerar a este deporte apasionante. Finalmente, un sorprendente Robert Kubica se llevó el 2º puesto y Felipe Massa aguantó las embestidas de Fernando, que acabó 4º. Jaime volvió a superar a Sebastian Buemi (11º), y Pedro de la Rosa terminó justo detrás (12º). Sólo una semana de descanso y los malayos entran en acción.

País de costumbres curiosas, Malasia y Sepang han marcado un antes y un después en el diseño de nuevos circuitos. Muchas curvas y una climatología cambiante son los factores a tener en cuenta por los equipos. Y Ferrari la fastidió. Q1 de la sesión de clasificación. Está lloviendo y los italianos deciden retrasar la salida de Fernando y Felipe a pista. Ellos pensaban que iba a parar de llover y que los tiempos por consiguiente serían mejores cuanto más tarde salieran a pista. Pero fallaron clamorosamente y ocurrió todo lo contrario. Tanta fue el agua caída que ni el español ni el brasileño pasaron a la Q2. Alonso 19º y Massa 21º. Los McLaren también se llevaron un buen rapapolvo, quedando fuera Lewis de la Q1 y no pudiendo participar en la Q2 Button por no conseguir rescatar el coche de la puzolana.

"¡Ya era hora!"

Esta vez, el otro Red Bull (el de Mark Webber) saldría desde la “pole”. Vettel 3º. Los equipos modestos vieron la oportunidad de oro para salir desde posiciones a las que raramente consiguen llegar. Todos los grandes querían lluvia, carrera loca por tanto. Pero como el fin de semana fue desastroso, un sol de justicia iluminó el camino a los dos Red Bulls para conseguir el primer doblete de la temporada. Vettel dejó los improperios contra su equipo y sonreía como un niño con zapatos nuevos. Webber quedó 2º tras un error en boxes que benefició a Sebastian, y Nico Rosberg (me encanta la regularidad del alemán), . Alonso tuvo que retirarse cuando iba 9º, Pedro no pudo ni comenzar la carrera por problemas mecánicos y la única buena noticia nos la dio Jaime. Dos puntitos para su casillero al terminar 9º y de nuevo por delante de un Buemi que está empezando a sentir cómo el español le moja la oreja carrera tras carrera.

Podemos sacar 10 conclusiones:

1º) Va a estar todo entre Red Bull, Ferrari y McLaren

2º) Hispania Racing no está capacitada para estar en la F1

3º) Fernando tiene que dar más de si

4º) Pedro va a sufrir mucho

5º) Jaime es una promesa del automovilismo español, tiene buena pinta

6º) Ojo a los Renault, una punta de velocidad similar a las balas plateadas de Mercedes.

7º) Michael Schumacher está siendo superado constantemente por Nico Rosberg

8º) No se puede poner un premio en fechas de tanta lluvia y mal tiempo como el último en Malasia

9º) Me gustaba más cuando había que repostar en boxes

10º) Merece la pena levantarse antes de tiempo para ver la F1

Clasificación en el Mundial de Pilotos

CITANDO: “Quien dijera que este deporte es un aburrimiento, que coja la cinta y vea la última carrera de Australia”, Fernando Alonso (piloto español del equipo Ferrari).

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “La delgada línea “Roja””

  1. Suerte y calidad van cogidas de la mano « Las palomas traman algo Says:

    […] en cada uno de ellos. Ahora nos toca viajar a China, España y Mónaco. (Podéis encontrar en “La Delgada línea Roja” las primeras tres carreras). Otra victoria […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: