Llueve sobre mojado

by

Buff… y vuelve a sonar el despertador. Por un momento he sonreído y creía que estábamos a viernes. Craso error. Así que miro la hora (son las 6 de la mañana), me levanto maldiciendo todo lo existente, me arreglo, desayuno y directo a Sevilla. Al menos no viajo sólo; mi querida maleta me acompaña como cada semana en mi aventura. Si sois unos fieles seguidores de “Las Palomas Traman Algo”, gracias por todo. Si es vuestra primera visita, explicar un segundo de qué va todo este “show”:

Los "Palomos"

Somos tres alumnos de Periodismo que cursan dichos estudios en la Facultad de Comunicación de Sevilla. Tuvimos la idea de realizar un blog con diversos temas y así expresarnos ante el mundo. Mi nombre es Manu y soy el encargado de la sección deportiva. También podréis leer a Ezequiel y Horacio analizando la televisión y la política, respectivamente. Sin más, las palomas se ponen el bañador y se tiran a la piscina. Pensaréis: ¿qué dice éste?, ¿qué es lo que se mete?, ¿dónde puedo conseguirlo? Mi locura no procede de ninguna sustancia, ya viene de serie.

Hoy os quería contar una historia: Imaginad que sois un atleta profesional. En tu país eres una institución y tu única meta es llegar a los Juegos Olímpicos. Los caprichos de la vida te juegan una mala pasada y te obligan a asistir a ellos realizando otro deporte completamente distinto. Cuando estás allí, te conviertes en leyenda. Señoritas y señores, con todos ustedes, Eric Moussambani.

Este ecuatoguineano nació en 1978. Desde pequeño se dedicó al atletismo en las horribles instalaciones que existían en Guinea Ecuatorial. Su sueño era disputar unos Juegos Olímpicos junto a las grandes figuras. Era sabedor de sus limitaciones. No lucharía por el Oro, la gloria y la fama. Su gesta sería representar a los suyos e intentar hacer un papel digno. Su ilusión y sus ganas se truncaron a 8 meses de la cita en Sydney(nota: En el 2000 se celebraron los JJ.OO. de Sydney; 2004 los de Atenas y 2008 en Pekín)

¿Qué hago yo aqui?

La Federación de Atletismo le apartó de su disciplina y le envió a la de Natación. Un chico que jamás se había metido en una piscina, iba a ser el único representante de su nación ante los ojos de todo el Mundo. Muchos dudaréis de los métodos de clasificación, así que voy a explicar lo que aconteció: El COI (Comité Olímpico Internacional) accedió a que los países en desarrollo pudiesen participar en algunas pruebas sin llegar a las marcas mínimas exigidas. Así pues, al Gobierno de Guinea se le encendió la bombilla y envió a Eric a la disputa de la misma. Un símil sería: Mandar a Leónidas al combate sin 299 espartanos…

Por lo tanto, nuestro amigo estuvo durante esos 8 meses practicando en una piscina de un hotel. 22 metros de largo tenía la susodicha. Oye, que ya la quisiera para mi salón. El problema es que las olímpicas miden 50. Ese “pequeño” detalle no le fue explicado a Moussambani y el joven de 22 años (por aquel entonces), estuvo practicando día y noche para la prueba de 100 metros. En su país comenzaron a llamarlo “La Anguila” por estar todo el rato en el agua. Yo personalmente tengo que levantarme y aplau… (crack…) y sentarme, sentarme… que no estoy para estos trotes. ¡Mi espalda si que agradecería unas sesiones de piscina! En fin, volviendo a la historia, imaginad que estáis preparando el examen de Lengua durante la carrera y a falta de unos meses para vuestra última prueba, os dicen que no, que tienes que hacerlo de Física Nucelar (amén Homer Simpson).

Llegaron los Juegos y la ciudad australiana se dispuso a albergar la mayor cita deportiva que existe (a la par que el Mundial de fútbol). En la Villa Olímpica se repartían diversas instalaciones, entre ellas, el Estadio Olímpico y el Centro Acuático. ¿Quién iba a decir antes de comenzar que la mayor proeza del año se iba a desarrollar en el agua y no en las pistas de atletismo?

Soy Leyenda

Eric Moussambani llegó nervioso a la piscina central. Tenía que pasar una eliminatoria previa con otros dos nadadores más. El panorama era el siguiente: un nadador negro junto a dos blancos. No es racismo, no me malinterpretéis. Es muy raro ver a un nadador africano debido a lo que llevamos comentando todo el escrito… no tienen tantos medios para practicar esta disciplina como Europa, Asia o América. Eric iba con un simple bañador y unas gafas de bucear, mientras los otros llevaban traje de neopreno espectacular y mirada desafiante. Todo listo para dar la salida. Preparados, listos y… pum, ridículo al canto. Los de etnia blanca saltaron antes de tiempo y quedan eliminados de la prueba. El destino quiere que Eric compita sólo.

Se da la salida y comienza una lucha personal por llegar a la meta, esa con la que él soñaba de pequeño y que le haría ser recordado como leyenda. Lamentablemente, su técnica no era muy buena y el esfuerzo que había realizado en los primeros 20 metros (a lo que estaba acostumbrado) le lastró para completar los 80 que le quedaban. Como pudo, llegó a la primera parte de la piscina, se detuvo y giró de una manera peculiar. Aún le quedaban 50 metros que hizo lentamente y con el aplauso de todos los asistentes al Centro. El récord de los 100 metros libres lo tiene actualmente el francés Alain Bernard con un tiempo de 47 segundos y 60 centésimas. Eric completó el recorrido en un minuto, 52 segundos y 72 centésimas, incluso más alto que el récord de los 200 metros libres.

Al salir del agua, miles de periodistas se lo rifaban para entrevistarlo. Muchos se mofaron de él por el ridículo visto. Pero lo que para ellos era un desastre, para Eric era una victoria y por goleada. Su afán de superación y sus ganas cautivaron a medio Mundo. Tras muchas entrevistas, una firma deportiva le contrató y ayudó a mejorar su marca. Tanto fue así que consiguió bajar de 60 segundos su tiempo y clasificarse por sí mismo para las Olimpiadas de Atenas’ 04. Podríamos dejar así la historia y decir: qué bonita… pero es que tuvo un problema con el visado y no pudo participar después de clasificarse…

CITANDO: “Los últimos quince metros han sido muy difíciles”, Eric Moussambani.

Etiquetas: , , , , , , , ,

3 comentarios to “Llueve sobre mojado”

  1. escribirporescribirnoestonteria Says:

    Blanca: me ha gustado mucho tu entrda Manu =) estaba intrigada la verdad asique por ello dejo constancia por tercera vz de ello (digo tercera porque es la tercera vez q escribo un comntario porque las otras no podia) xDD

    sois geniales😀

  2. ezmaho Says:

    Eze, eres la caña. Muchas gracias,🙂

    Pd: No te vayas.

  3. Quelin Says:

    (Aplausos)
    Weeeee

    Una vez más te superas querido compañero. Creo que me voy a ir del blog, ya vendrá otro a ocupar mi lugar..
    jaja
    (Es coña, eh? no me voy a ir jaja)

    Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: