Gracias por todo

febrero 15, 2013 by

Por José Manuel Serrano (@JoseManuelSB85):

Sensación de vértigo. Mirar al pasado para valorar lo que has conseguido en el presente. Alegrías que a  uno le invaden en días como el de hoy. Hace 3 años, Ezequiel Mendoza, Horacio Almenara y servidor iniciamos un proyecto llamado “Las Palomas Traman Algo”. Es cierto que últimamente no hemos escrito todo lo que quisiéramos, pero confío en que podamos sacar tiempo para dedicarle a este blog todo nuestro cariño. Señoras y Señores… ¡Bienvenidos una vez más a Las Palomas Traman Algo!:

Cómo cambia la vida. Hace un lustro, si me dicen que empezaría a estudiar lo que siempre he deseado y que viviría en Sevilla… no lo hubiese creído. El Periodismo es mi vida y eso se lo debo en parte a este blog y a los dos amigos con los que comencé esta aventura en la red. Leo escritos antiguos, entrevistas que hicimos. Miro fotos y vídeos de las pequeñas grandes cosas que conseguimos realizar. Solo puedo decir que siento orgullo y admiro profundamente a mis dos compañeros.

Si me permitís una dosis de sinceridad, el poder utilizar esta herramienta para comunicarnos con el mundo me ha venido muy bien. No me refiero en el aspecto laboral, sino en el íntimo y personal. Es una auténtica gozada poder escribir lo que sientas y que la gente valore lo que haces. Me ha servido para ganar la confianza que un día creí perder junto a mi dignidad. Unas palabras que te salgan del rincón más recóndito de tu corazón y conseguir que afloren miles de sentimientos. Eso es periodismo también.

Ahora estoy inmerso en una nueva aventura junto a Javier Jiménez, Mari Loli García, Nacho Serrano y gente muy válida para la profesión. Llevamos “Cordobesismo”, web y revista digital que trata 100% sobre el Córdoba CF. Por supuesto, es un gran motivo de satisfacción y de orgullo. Muchísimo trabajo sin recompensa económica, pero todo sea por hacer periodismo y que los cordobesistas estén bien informados de su club.

Imagen

He pasado en los últimos meses por Córdoba CF Radio y Cordobadeporte y agradezco todo lo que aprendí en estos dos sitios. No puedo engañar a nadie cuando digo que dejar la radio ha sido una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar en mi vida. Hacer lo que te gusta y en el medio que amas… te queda la espinita de que podrías haber disfrutado mucho más tiempo y que Dios sabe si algún día volverás a sentarte frente a un micrófono en un estudio.

He conocido a mucha gente que no podría llegar a enumerar sin dejarme a alguien de lado. He viajado y valorado la labor que hacen en otras ciudades en el periodismo deportivo. He entrevistado a jugadores y periodistas y, por supuesto, he cumplido sueños. Bueno, sueños y algún que otro año también. La experiencia que atesoro espero que me valga en este futuro tan negro contra el que tenemos que enfrentarnos diariamente. Solo os puedo decir, estimados lectores, que aquí vais a tener a un luchador que va a dar todo lo que tenga y más para llegar lo más alto posible. Quiero que la gente pueda hablar con admiración de mi trabajo y cómo no, quiero dentro de un tiempo sentarme, mirar nuevamente al pasado y sacar pecho por lo que he conseguido.

En mis escritos para “Las Palomas Traman Algo” encontraréis sinceridad. No faltarán jamás la dedicación y la información. Y puedo decir desde hoy mismo que procuraré escribir una vez a la semana sobre lo que me apetezca, sin marcarme unos parámetros ni unas barreras. Solo deseo que estéis ahí detrás como en estos 3 años y que nos ayudéis a seguir creciendo. Mil gracias amigos.

Firmado: José Manuel Serrano Baena, una de “las Palomas”.

La vileza del balonmano

diciembre 16, 2012 by

Seamos realistas, todos sabíamos que la Asobal no sería un camino de rosas, que no se ganarían partidos fácilmente ni aspiraríamos a algo más que salvarnos por los pelos. El problema viene cuando ante una ventaja o desventaja de un gol, ante un empate en el momento crucial del partido, tras ir a remolque, aparecen dos señores colegiados y te pitan una falta en ataque que nadie ha visto, o te expulsan a alguien en el banquillo por ponerse en pie. No es una cuestión que haga ruido, no es estridente, pero es escandalosa la influencia que tienen esas decisiones en el partido.

Por supuesto que si eres muy superior a tus rivales, la influencia externa se minimiza, pero si las fuerzas están ajustadas o incluso eres inferior, un pabellón abarrotado o unos árbitros que tratan de pasar desapercibidos, aunque no ayuden, empujan en una misma dirección, hacia la posible victoria.

Nadie va a pedir nunca en Palma del Río un trato de favor, Dios nos libre, tras tanto sacrificio, tras tanta cuesta arriba, nadie quiere ningún regalo, porque no es la mentalidad del equipo. La mentalidad es ganar o perder por méritos propios. Y si al final de esta temporada, se descendía pero hacía porque el equipo no había funcionado; cabeza bien alta, a recuperar moral, y a volver a pelear al año siguiente. Lo que te quita las ganas de seguir compitiendo es ver que no es una cuestión de poder o no ganar, sino de que te dejen.

Ayer mismo, el equipo dirigido por César Montes nunca se encontró totalmente cómodo, y el Granollers fue un equipo solvente, que quizás, como otros rivales anteriormente, habría ganado sin ninguna discusión en El Pandero. Un empate a 13 goles a los 40 minutos de juego fue lo más cerca que estuvo el equipo andaluz de entrar en el partido, pero los fallos propios unido a la intención de la dupla arbitral de no permitir que pudiesen ganar los locales, consiguió desesperar al propio banquillo, que acabó recibiendo una exclusión por algo que ocurre todos los fines de semana en los banquillos, que los jugadores y el técnico se levanten de sus asientos.

Supongo que la premisa desde Madrid es “pitad hasta que los saquéis de quicio”, y poquitos árbitros han pasado por El Pandero habiendo olvidado esa premisa, que hasta ahora le funciona a la Asobal para apretar las clavijas del equipo dirigido por Manuel Cumplido, que se niega a pasar por caja.

La Asobal, esa agrupación de equipos que dirige la que hasta hace unos años era la liga de balonmano más potente del mundo, obliga a cada nuevo equipo que asciende a pagar 50.000 euros como cuota de inscripción, para tener derecho a que sus partidos puedan ser retransmitidos por televisión. ¿Cuál es el beneficio de esa cuota? Supuesto reparto de lo obtenido al final de la temporada. ¿Cuál es la realidad? Que un buen puñado de equipos se han visto obligados a desaparecer o a descender porque sus miles de euros se han esfumado, y de los beneficios nunca supieron nada, ni al final de la temporada, ni nunca jamás.

El equipo palmeño, con su exiguo presupuesto, decidió no pasar por el aro y pagar, sino que se inscribió en la liga merced a lo obtenido en la pista, que fue un merecido ascenso; pero parece que eso no es válido, y ahora debe pagar su osadía, con unos arbitrajes que dificultan más si cabe su recorrido por la Liga.

Así que esto tenemos en España, además de no promocionarnos, de no cuidar una Liga que es una ruina económica desde hace un par de años, se castiga, no sólo al ARS, sino a los más débiles, no vaya a ser que alguno asome el cuello  lo suficiente para que sus críticas se escuchen algo más lejos de sus propios pabellones.

Pero esta es la liga que querían en Madrid, y esta es la liga que toca jugar, y esta es la liga, que le pese a quién le pese, y finalice como finalice, van a seguir disfrutando Montes y sus pupilos, porque si hay algo que los altos cargos no entienden, es que esto, además de negocio, es placer.

La España de la otra vía

noviembre 15, 2012 by

La España de Isabel y Fernando, y de las repúblicas. La España de Quevedo y Góngora, o del Lazarillo de Tórmes. De Velázquez y Murillo, o de Zurbarán. De Dalí y Picasso, o de  Joan Miró. Del norte y del sur, o de los Madriles. De Antonio y Carmen, o de Bonosa y Porciano. La España de playa o de sierra, o de ciudad. La España de Cortés y Pizarro, grandes conquistadores, o la de Mas e Ibarretxe. De cerveza y vino, o de cava. De mina y pesca, o de la picaresca. La España romana y la morisca, o la visigoda. La España Austria y Borbón, o la de Primo de Rivera. La España de la Movida Madrileña y la del Opus Dei, o la del laicismo libre; de la Inquisición y el Toledo de las 3 culturas, o de la Córdoba califal. La España del marisco gallego y el pescado malagueño, o el cordero segoviano. La de Lorca y Machado, o la de Aleixandre. La España del Corpo Truppe Volontarie y la Legión Cóndor, o la de la Columna Durruti. La España de Flandes y Cuba, o la España sin Gibraltar. La España de Jovellanos y Godoy, o la de la guerra de guerrillas. La España del Tajo y el Duero, o la España del Desierto de Tabernas. La Roja y Azul, o la verde. La de Escolar y Marhuenda, o la de Pastor; la España que ama y reniega de Gran Hermano, o la de Évole. La que huye y se enorgullece de su pasado, o la que piensa en su presente y futuro. La de moros y cristianos, o la de los judíos expulsados. La de las cuentas claras y el dinero en negro, o la realista. La de los Bardem y Amenábar, o la de Garci. La de Sodoma y Gomorra o la de Rouco Varela. La España de los Ninis y el desempleo o la soñada. La de Barcelona y Real Madrid, o la del Oviedo. La de “La Roja” y la Selección, o la de España a secas. La de Intereconomía y la Sexta, o la de La 2. La España taurina y la antitaurina, o la indiferente. La de Semana Santa y la atea, o la que no se moja. La España correcta o la rompedora, o la sincera. La que admira a Pérez-Reverte y la que lo detesta, o la que lo ignora. La de Totxo y Méndez y Wert o la de los jóvenes investigadores. La pro-Merkel y la anti-Merkel o la asustada. La España Cenicienta y mentirosa, o la de Bernarda Alba. La España retratada en Las Lanzas y La Riña, o la España más abstracta. La España de Menorca y El Hierro o la que le teme al mar. La España de Sabina y Alborán, o la de Mecano. La de los grises y la libertad, o la que no sabe lo que quiere. La España de Botín y de Sánchez-Gordillo, o la de Toni Cantó. La España del orgullo y la pereza, o la del trabajo. La España del dato y la tragedia, o la de la realidad.

La España del PP y del PSOE, o… ¿no hay otra alternativa a ellos?, quizás ese sea el problema, no buscar unidos la otra vía.

Paso 1: Escuchar

octubre 22, 2012 by

Horacio Almenara Moral @H_AlmenaraMoral

Anda la situación revuelta a todo lo largo y ancho del globo. Quién más, quién menos, ve como su tren de vida de hace no demasiados años ha dejado su estación y es ya un recuerdo humeante. Los ricos siguen siendo ricos, o muy ricos, y siguen siendo muy poquísimos. Las clases medias viven un proceso de desaparición, de disolución, desconocido hasta la fecha. Los llamados pobres son ahora más pobres que antes, y si antes eran pobres, pues ahora la fortuna los esquiva. Y el resto, el resto está como estaban los padres de los padres de sus padres, trabajando (los afortunados) más que antes para conseguir vivir míseramente, aspirando a vivir dignamente.

Leo por algunas fuentes que uno de cada cinco españoles vive bajo el umbral de la pobreza, contando con que el umbral de la pobreza española es para más de medio mundo el umbral de la riqueza, no es difícil hacerse una idea de la situación.

El rico aspira a ser más eficiente, para ganar más, la clase media ya no tira frutas un poco pasadas, las hace macedonia, los pobres visitan los bancos de alimentos más que los bancos y el resto, el resto sigue como hace siglos, peleando por las cáscaras, por las migajas de una sociedad que por ciega culpa a la crisis de su situación.

No lo sé, evidentemente, pero tal vez la culpa de esto no sea de los bancos, siendo los bancos una creación de la sociedad que hemos fabricado generación a generación. Estos bancos eran nuestras cuidadosas mamás, que nos daban lo que pidiésemos sin importarle el futuro. Quizás las culpas estén tatuadas en nuestra piel, en esa necesidad imperiosa de necesitar lo innecesario, en esa insatisfacción continuada de aspirar a más pudiendo vivir con menos. Si la clase media se derrite como mantequilla en sartén hirviendo quizás sea porque no ha existido nunca, y sencillamente fueron nuevos ricos que tenían fecha de caducidad y que ahora se resisten a volver a lo que siempre han sido.

¿Y que mejor modo de resistirse que culpando a otras cosas de los problemas? Siendo realista, nadie acabará nunca con la injusticia social viviendo en el mundo conocido, pero hubo alguien que creó una idea falsa, utópica, la de vivir bien sin importar a costa de quién. Y parece que el mundo ha dicho basta, y no es que la gente se baje del tren por estar harta de él, es que el revisor los echa a patadas porque no da lugar tanto “lujo” para tan poco pan.

Porque el ruido social que tanto se siente ahora no lo hacen los que realmente deberían hacerlo, aquellos que han vivido de la piedad ajena, callados por quién les llenaba las manos del pan para hoy y hambre para mañana, el silencio lo rompe aquel que viviendo muy bien ahora se ve abocado a vivir como vivían sus abuelos. Y a nadie le gusta ver la televisión en una tele de 28″ cuando antes la veía en una LCD de 42″.

Hemos vivido de la bondad del que teníamos encima y de acallar lo que no nos apetecía escuchar. El rico aprovechaba sus recursos para ser más rico, el funcionario de clase media pedía dos créditos a un banco usurero que se los concedía para su Audi y su casita con garaje. El pobre se permitía ir de vacaciones unos días al año, y claro, llegado a cierto punto, alguien ha pedido echar cuentas de tamaño banquete, y no le ha gustado el resultado.

Se acabó la carrera hacia el yo tengo mucho y quiero más, hacia el si tú tienes, yo tengo y además dos. Ahora toca el momento de repartir culpas, hemos destrozado el piso en que todos íbamos a vivir de vacaciones el verano, y nadie quiere volver a casa sin fianza y obligado a trabajar. A nadie le gusta eso, y la culpa es del casero (véase los bancos), por fiarse, la culpa es del vecino de arriba (los ricos), por denunciar tanto ruido, la culpa, en definitiva, no es propia. ¡Qué desfachatez, querer culpar a alguien por ser feliz!

Pero yo me pregunto, la generación que nos precedió, la que vivía sin consumo desaforado y con los pies en el suelo, ¿era infeliz? Quizás nuestros abuelos no tuvieron un coche ni pudieron pasar dos semanas al año en un crucero por las islas griegas, ¿pero de verdad fueron infelices? Mejor no preguntar, por si acaso la culpa nos removiese el estómago.

De modo que en esas estamos, en manos de otros que no nos tienen en demasiada estima, y a los que la inmensa mayoría del mundo u odia o ignora. ¿Y cuál es la solución? Porque nadie puede decir que tres años de austeridad hayan mejorado una pizca la situación. La piedad, volver a darle a los pobres su pan duro, como pedía la Iglesia…¿cuántos siglos atrás supondría eso? Quizás haya que empezar a escuchar, a escuchar a los que no han vivido por y para gastar, a los que sabiendo lo que tenían, lo querían sin ambición. Luego, habrá que empezar a cambiar algunas cosas, pero eso es algo que todavía no se sabe quién lo hará.

La Quintaesencia Balonmanística

octubre 14, 2012 by

Horacio Almenara Moral @h_almenaramoral

En la Edad Media, la quintaesencia era un elemento hipotético, también denominado éter. Se le consideraba un hipotético quinto elemento o “quinta esencia” de la naturaleza, junto a los cuatro elementos clásicos: tierra, agua, fuego y aire.

En el balonmano, la quintaesencia que podría poner la guinda a la calidad, el trabajo, la táctica y la suerte podría ser la pasión. Y en esa quintaesencia se mueve como pez en el agua el ARS Palma del Río.

Quizás el equipo de César Montes no sea el que mayor calidad tiene de la Asobal, ni el que más trabaja o domina la táctica del balonmano, ni siquiera al que más le sonríe la suerte; pero si alguien duda de que es el equipo más pasional, que se pase una tarde de sábado por “El Pandero”.

El pundonor, la tensión, la energía y la nobleza demostrada este sábado por el equipo palmeño para derrotar a un correoso Quabit Guadalajara ha sido digna del momento histórico, que se rubricó con la primera victoria en la Liga Asobal del equipo andaluz. Hicieron falta 40 años, pero el corazón todo lo alcanza, y “La Liga” del ARS, tras enfrentarse a todos los grandes de la competición, ha empezado con una victoria que pinta el camino esperanzador de cara a futuros encuentros.

Fue un partido apretadísimo, especialmente en la primera parte, en que el ARS se fue con una ventaja de sólo dos tantos, pero sin tener claro si podría mantenerla. La tónica fue similar en los primeros minutos de la segunda parte, hasta que el ARS se puso a cinco mediada la segunda mitad. A falta de 7 minutos, parecía que el partido estaba visto para sentencia, pero el Guadalajara, que en ningún momento bajó los brazos, llegó a ponerse a 2 tantos a falta de un minuto.

Y tuvo un siete metros para ponerse a uno y desbocar el corazón de más de un aficionado palmeño. Sin embargo, como haciendo justicia al tesón del ARS, Manu López atajó el lanzamiento y dejó en 28-26 el marcador definitivo.

Dos puntos que sabían a gloria, dos puntos que abren la senda hacia el objetivo, mantenerse, y dos puntos obtenidos, como diría Churchill, merced a “la sangre, el sudor, la brega y las lágrimas”.

Fue corazón, fue pasión el equipo, y por eso no cabe destacar a ningún jugador, porque el ARS demostró una vez más que tiene algo que apenas tiene nadie, un equipo con corazón, que impulsado por la pasión puede alcanzar las metas que se proponga.

Alguna imágenes del partido

 

Por último, adjunto una imagen de la “minicrónica” en MARCA:

En el próximo partido en el Pandero, más, pero no mejor, porque es imposible.

Todo salió bien

octubre 8, 2012 by

Horacio Almenara Moral @H_AlmenaraMoral

 

“De la Libertad absoluta se desciende siempre al poder absoluto, y el medio entre éstos dos términos es la Suprema Libertad Social”.

 

Bueno, pues pasó la histórica jornada electoral que el siete de octubre prometía en Venezuela. Chávez venció con un 54,4% frente al 44% de los votos de Capriles, principal opositor. Histórica la participación, que se fue al 81% del electorado. Como caballeros, uno reconoció la derrota y el otro aceptó la participación de un rival digno y prometió seguir adelante con su “visión de América”. Tiene tiempo Chávez de sobra para ello, aunque muchos dicen que no sobrevivirá a la duración de su mandato, y no tiene sucesor. Es el problema de esta suerte de “pseudoutopías izquierdistas” que han nacido en América Central y del Sur.

Pero volviendo a las elecciones, no son el final. Son el principio de un “año” electoral que en Diciembre elegirá a los gobernantes regionales y en que en abril de 2013 elegirá a los alcaldes venezolanos. Puede suponer la vuelta al poder absoluto de Chávez o el asentamiento de una oposición que ha descubierto que haciendo oposición puede opositar, en lugar de dedicarse a conspirar y lamentarse.

Capriles, pese a haber perdido en esta ocasión, se sabe con futuro, y se nota vencedor moral del embite, mientras que Chávez, que con su salud pendiente de un hilo, ha sobrevivido al lance sin motivos para quejarse. Todos medianamente contentos, más aún sabiendo que de haber ganado la oposición, quizás la situación habría sido más complicada, poniendo a prueba las lealtades del Ejército hacia la democracia o Chávez, especialmente en caso de resultado ajustado.

Salió todo según el guión, y una parte del mundo respiró tranquilo, porque está la situación bastante movida cómo para que surjan nuevos conflictos, aunque Chávez siga siendo una piedra en el zapato estadounidense.

Pero la jornada dejó varias situaciones significativas, y ahí, en los matices, es donde debería uno fijarse.

Capriles ha conseguido meter el miedo en el cuerpo al Comandante, ha conseguido meterse a una importante masa electoral, especialmente en las ciudades más grandes y se presenta como una alternativa de futuro, con tan sólo 40 años. Para él, quizás, esta derrota es necesaria para obtener legitimidad de cara a futuras elecciones, y si además consigue aumentar su tirón e imponerse en las dos próximas elecciones, a la larga se sabrá futuro Presidente de Venezuela.

Chávez ha vivido dos años en el alero, los servicios secretos estadounidenses llevan diciendo que le quedan meses de vida desde hace meses, de modo que los médicos cubanos están demostrando su fama de ser “los mejores del mundo”. Pudo dar apenas 25 mítines, acostumbrado como está él a los baños de masas, señal inequívoca de que pese a sus intentos de disimularlo, su salud no es la que era. Ha descubierto que tiene un electorado, que bien sea por las subvenciones que da a las clases más desfavorecidas, o bien sea por su ideario político, le apoyará en masa siempre que lo requiera, y ahora tiene en su mano llegar más lejos que ningún otro en sus ideales. Quizás incluso muera en el cargo, algo que más de uno aprovecharía para convertirlo en un símbolo viviente de su “revolución”.

De modo que el combate podría declararse satisfactorio para todos, porque las elecciones fueron libres, la participación masiva, los resultados inequívocos y satisfactorios para todos y las perspectivas de futuro, muy abiertas, merced aún a lo que pase en los próximos meses.

Ahora hay que esperar a ver qué hará Hugo Chávez con sus nuevos años de gobierno, si se moderará y acercará a la oposición, que parece dispuesta a colaborar, o si extremará sus posturas y seguirá siendo adalid del antiamericanismo (entendido como oposición a la Casa Blanca) y aprovechará la baza que el petroleo le suministra para vender sus logros económicos como logros sociales efectivos.

De modo que el giro definitivo que parecía que a última hora las encuestas daban al Gobierno Venezolano, que parecía caería, tras los primeros sondeos, en manos de Capriles, se quedó en eso, sondeos, y tendrá que esperar, aunque ya parece que la marea del cambio se ha desatado.

Y ahora, ¿qué ocurrirá? Esperemos que lo decida el pueblo venezolano, que para dictaduras, ya han vivido demasiado.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.565 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: